En la vida encontraras todo tipo de personas. Personas que te amen, que te lastimen, que te dañen, que te admiren y otras tantas que te odien. Esto porque somos seres únicos e irrepetibles y como bien dicen ¨lo único en lo que somos iguales, es que todos somos diferentes¨. Por tal motivo es difícil simpatizar con todos y lograr agradarles.

En mi opinión, lo mejor que podemos hacer cuando esto ocurre, es decir hola y adiós. Y sin embargo hay personas que insisten en quedarse, no porque les interese hacerlo, no porque quieran aportar algo bueno a tu vida, simple y sencillamente porque de alguna u otra forma buscan maneras de perjudicarte. Personas tan vacías que su hobbie favorito es joder otras vidas. ¿Por qué? Por envidia o celos. Tan fácil como ello. Porque ven en tu vida cosas que quisieran tener en la suya y eso los frustra. Porque hay personas incapaces de perdonar y soltar el pasado, personas que se creen ¨justicieros¨ de la vida. Personas que no son felices y no desean que los demás lo sean. Y nada más y menos éstas son las llamadas ¨personas tóxicas¨.

Personas que intoxican física, espiritual y emocionalmente, que usan el lenguaje, el pensamiento y las acciones como misiles

A ti que sin equivocarme sé que me estás leyendo (porque sé lo pendiente que estás de mi vida) te informaré sin tener porque hacerlo, pero lo haré con el único fin de que valores un poco más tu vida y dejes tranquila la mía.

Cuando alguien tiene un conflicto con otra persona lo más lógico, obvio, coherente e inteligente es hablarlo. Exponerle a la persona aquello que nos afecta, porque no somos perfectos, es de humanos errar y quizás en algún momento hagamos o digamos cosas sin maldad y sin darnos cuenta que estamos lastimando a alguien más. Pero al menos en lo personal a mí me gusta que me lo hagan ver, que me lo digan de frente y es que para mí lo más bajo es recurrir a lo que tan comúnmente hacen ahora; crear un perfil falso y tirar tantas culebras y sapos sea posible o bien, lo hacen a tus espaldas.

two girlfriends outdoor

¡Bien! Pues a ti que estás tan al pendiente de mí y de ¨mi vida¨ (la que tú me creaste), de mis pasos y de mi entorno, permíteme agradecerte pero con toda sinceridad no necesito que me vengas a decir la clase de ser humano que soy. Me conozco al derecho y al revés. Conozco mis virtudes y mis defectos, los cuales entre ambos forman una larga lista. Sé mis fallos y mis aciertos. Me conozco cada cicatriz y cada herida, así que no permito que una persona desconocida venga a opinar sobre mi historia, bastante me ha costado escribirla como para que alguien ajeno a mi venga a querer editarla.

Sé perfectamente todo lo que soy, todo lo que valgo, lo que tengo y sobre todo lo que me merezco. Y adivina qué… ¡Valgo muchísimo! Y sé perfectamente que también tú lo sabes y lamentablemente y sin tener por qué te comparas conmigo y sabes que en definitiva no me ganas. Y es que sin hacer alarde pero para igualarme tendrías que nacer nuevamente, ser educada con amor pero sobre todo con valores. Tendrías que ser alguien que diga las cosas de frente y no alguien que siempre está entre las sombras o detrás del anonimato. O simplemente tendrías que haber usado mis zapatos y recorrer el mismo camino que he recorrido yo para ser la mujer fuerte, valiente e inteligente que soy.

Ahora, hablemos de hombres justificando que ese sea el motivo de tu odio hacia mí. Mis únicos grandes y verdaderos amores se encuentran dentro de mi familia. Los demás son experiencias, son ex amores, son vivencias, ¡mías finalmente! Si son muchos, si son pocos, si no han resultado, esos son cuentos de mi pasado y el pasado ya pasó. Si yo ya no vivo en él aun perteneciéndome, no tendrías por qué hacerlo tú. Y al final de cuentas la única persona que puede juzgarme o criticarme soy yo misma y nadie más. Porque las historias las he vivido yo y no alguien más.

Lo que se dice o lo que escuchan y que no sale de mi boca ¡no es verdad! La gente tóxica siempre hablará porque tiene boca, pero lo hará sin conectar antes la lengua con el cerebro.

Si mi manera de ganarme la vida, mis actividades y mis pasiones te inquietan o te desagradan, te pido una gran disculpa pero no nací para complacer a nadie que no fuese a mí misma. Si lo que hago no es de tu agrado, haz aquello que a ti te gusta y deja de frustrarte por mí, porque yo no dejaré de hacer nada por darte el gusto a ti.

Juzgas mi vida como si tuvieses el derecho y peor aún el don de hacerlo. Y es que supongo que se es fácil juzgar y señalar cuando se es tan perfecto. ¡Admiro tu perfecta vida! La mía está muy lejos de serlo. He cometido muchos errores y he fallado una infinidad de veces, de hecho continúo haciéndolo porque soy humana y es de humanos equivocarse. Pero de errores y fallos se aprende y yo he aprendido bastante. Me he caído siete veces y me he levantado ocho. Quienes me conocen de verdad saben quién soy e inclusive conocen una parte de mi historia, ¡ojo! Solo una parte, la historia completa la sé solamente yo.

images (1)

Sé que hasta el momento no le debo nada a nadie, mucho menos explicaciones y a quienes tendría que dárselas en dado caso que es a mi familia ¡no las necesitan!, ellos saben lo que soy, lo que valgo, lo que he hecho, en lo que me he equivocado y aun así me siguen amando.

En cuanto a las ofensas que haces hacia mi persona puedo decirte con toda sinceridad que no tengo complejos. Que me amo como soy y que estoy muy agradecida con Dios porque tengo dos brazos, dos piernas, dos manos, mis cinco sentidos en perfecto estado y un corazón enorme que no cabe en mi pecho. Además gozo de una excelente salud, ¿qué más puedo pedir?

¨La belleza tarde o temprano se acaba, lo que siempre perdura está en el alma y la mía la tengo en paz y calma¨

Por otro lado déjame ubicarte ya que soltera no es sinónimo de sola. Que no me veas con una pareja sentimental no quiere decir que no tenga gente a mi alrededor que ame y me ame. Tengo una hermosa familia y grandes amigos. Además si estoy soltera es por elección, lo triste sería estar con alguien que te haga sentir sola, ¿no crees? Y porque sé lo que valgo y merezco es que no estoy con cualquier persona, ¿tú sí?

Y por último pero no menos importante, me gustaría expresar que es una pena que aun existan personas que se dedican a querer dañar y denigrar una imagen. Personas que creen que el mundo gira entorno a ellas. Personas que solo saben hacer el mal y con ello solo demuestran lo miserable y patética que debe ser su vida. Lo vacías que han de sentirse y lo infeliz que han de ser.

Afortunadamente no soy una persona de rencores ni odios. Y es que honestamente no tengo tiempo para ello. Amo a mi familia y a mis amigos, mi trabajo y mi pasión y sobre todo me amo yo. Vivo agradecida por todo lo que soy y lo que tengo. Por todas las experiencias vividas porque sin ellas definitivamente no sería la mujer que soy hoy.

felíz

Deseo en verdad que algún día sanes tu alma. Que tanto rencor y odio hacia mi persona no te haga un mal. Efectivamente a mí no me dañas, porque mientras yo vivo feliz y dichosa dando siempre la cara, tú vives amargada en la sombra de mis pasos.

Gracias por dedicarme tu tiempo, pero déjame recordarte que vida solamente hay una. ¿De verdad soy tan importante para ti como para desperdiciar tu tiempo en mí? Espero que hayas disfrutado estas líneas, porque mi vida en verdad si es valiosa como para desperdiciar mis minutos u horas en ti.

¡Vive, ama, ríe y deja vivir¡ Sé justo en tus actos, ese es el secreto para ser feliz. Si una espina me hiere, me aparto de la espina pero no la aborrezco.

-Amado Nervo

 

Autor: Stepha Salcas

 



     Compartir         Compartir