Al escribirte estas líneas no pienses que quiero que te conviertas en el hombre perfecto, no quiero cargar en tus hombros la responsabilidad de ser el príncipe azul de alguna mujer, pero sí quiero que recuerdes que las palabras respeto, fidelidad y valentía deben estar presentes en tu vida cuando te enamores.

Espero que cada vez que comiences una relación, sea porque esa mujer tiene un mundo que quieres descubrir, pero ten en cuenta que no sólo de maravillas se compone la creación.

También hay días nublados y tormentas. Ámala completa y completamente, ama cada una de sus virtudes y acepta con madurez cada uno de sus defectos. Acompáñala en sus victorias y más aún en sus fracasos . Solo así descubrirás si ella será tu elección de vida. Espero que entonces, sepas distinguir a esa mujer especial. La vida se encargará de mostrarte señales. Pero se cauteloso, no confundas todas tus relaciones con la relación de tu vida.

Cuando todas tus parejas se convierten en la “mujer de tu vida”, “todo lo que habías soñado” o “lo mejor que te había pasado” no aprendes a distinguir entre tantas a la verdadera. Guarda ese título especial para ella, tú mujer especial.

Espero que seas valiente. Nada de jugar al príncipe azul, que corre por los campos en un lindo corcel, quiero que seas un guerrero. Un hombre fuerte, luchador y aliado de su mujer porque la vida está llena de batallas y debes ser tú el ser más importante de su ejército. Y en tiempos de calma, debes ser también un valiente.

Espero que jamás juzgues el pasado de una mujer. Tú eres parte de su presente y lo vivido por ella antes de ti no es de tu incumbencia. Acepta su pasado, ama su presente y sueña junto a ella, si así lo quieres, su futuro.

No le reclames ni le pidas explicaciones por lo que vivió antes de ti. No sólo los “caballeros” pierden la memoria.

Espero que seas un hombre fiel. Que la fidelidad sea para ti un valor imprescindible en cada una de tus relaciones. No quiero que seas de esos hombres que creen la teoría de la carne débil o de la naturaleza masculina. No existen “tentaciones” cuando tu corazón es bondadoso, respetuoso y fiel. Ningún tercero entra en una relación si no le permiten el paso.

Espero que seas siempre un hombre leal. Leal con tus sentimientos y leal con tus parejas. Quiero que cuando llegue el momento tengas el valor de mirarla a los ojos y decirle que la has dejado de amar, así con la misma mirada de cuando le dijiste por primera vez que la querías, con el mismo cariño y respeto hacia ella. El amor es una elección diaria y cuando te des cuenta que tus sentimientos e intenciones han cambiado, se también valiente para enfrentarlo. Estoy segura que ella agradecerá siempre tu sinceridad.

Si la vida te regala un hijo en alguna relación, espero que ese niño o niña sea siempre tu prioridad. Que dejes de amar a su madre no significa que entonces, lo dejes de amar también.

Ese es un lazo y una responsabilidad a la que no puedes renunciar. Ese debe ser siempre un amor incondicional.

Espero que ames a tu mujer en libertad. Que a pesar de quererla a tu lado, ames su alma libre, que las quieras loca y despeinada, que la ayudes a cumplir sus sueños, que creas y confíes en ella. Que el recorrido sea siempre codo a codo.

Espero que seas un buen recuerdo en la historia de todas las mujeres con las que compartas la tuya. Que agradezcan tu presencia en sus vidas y que tengan siempre lindas palabras para ti, a pesar de que ya no caminen juntos. Que agradezcan al universo tu paso por sus vidas. Deja siempre un buen recuerdo, grandes enseñanzas y hermosos momentos.

Quiero que sepas que amar no es suficiente, debes tomar buenas decisiones, ser sentimental sin dejar de lado lo racional, debes ser astuto, comprensivo y sobre todo muy paciente.

tumblr_m031dbJVjH1qin1hao1_500_large

Espero, hermano mío, que en la búsqueda de tu compañera de vida, seas un buen hombre, que merezcas siempre ese título y que la mujer que camine a tu lado se sienta siempre orgullosa de ti. Quiero que evites ser quien cause el dolor y las lágrimas en tus parejas. Espero que jamás olvides que naciste de una gran mujer, que tienes una hermana y que desconoces si la vida te regalará una hija. Que respetando a tu mujer respetas al género femenino, a nuestra abuela, a nuestra madre y a mí.

Espero también que tengas la fortuna de cruzar tu camino con bellas y bondadosas almas femeninas.

Que Dios guíe tus pasos en esta búsqueda, vive, ríe, disfruta, ama y siempre se feliz.

Con cariño, tu hermana …

Por: la loca de las mariposas.



     Compartir         Compartir