Todavía no olvido lo pequeña e insignificante que me sentí al  mirarte junto a ella. Ella de la que tanto  hablabas. “Es una chica inteligente “decías,” tiene futuro;” yo no podía evitar sentir celos, pero los callaba. No quería que pensaras que me encelaba por cualquier cosa. A final de cuentas ella solo era tu amiga, y  yo  estaba a tu lado. Mira que mal me resultó  todo; al final  mis celos no eran infundados y ella termino apartándote de mi lado.

.ellos

Sé que es tan distinta a mí, con un trabajo estable, sin nada que le falte, en cambio yo; siempre soñando, tan lejos de las formalidades y tan cerca de mis ideales. Tienes razón nunca podré ser  como ella; no visto  a la moda, ni uso a tacones a diario, siempre he preferido conservar mi estilo natural, tal vez ordinario.

Te entiendo ¿sabes? Yo nunca hubiese podido ofrecerte lo que ella te ha  dado, te saca algunos años, sé que con su experiencia, te escaparas de los reproches, de los caprichos, de mis impulsos insanos, Lo sé muy bien te cansaron   mis berrinches de niña  y te cautivó  su madurez

 

Te cansaste de mi inconciencia, de mi impaciencia, pero es que la vida no se me ha dado fácil como a  ella, que le han sobrado oportunidades, sin embargo sabes mejor que nadie lo bien que se me da caer, pero lo alto que vuelo al levantarme.

Nunca podré ser como ella, no seré con la que camines de la mano gustoso, a la que presumas, de la que estés orgulloso. Seguramente congeniará con tus padres, con tu familia, con tus amigos, siempre sonriente, tan complaciente.

 

Yo no soy como ella, ni siquiera un poco cerca, pero no podrás negar que había cosas de mi que te encantaban, que te enamoraban; mi autenticidad, y mi sonrisa,  mis cariños, siempre espontanea. Sé también que tu nueva relación te parece perfecta, pero créeme que algún día sentirás que le  falta algo. Extrañarás las cosquillas en la  cama, o mis ataques de besos en la madrugada

.1 hey tu, te amo

Lo confirmo, Yo no soy ella, pero tampoco quiero serlo, pues hay algo en  ella en lo que jamás podrá igualarme.

 

No, Nunca seré como ella, pero puedo asegurarte que siempre te amaré más.



     Compartir         Compartir