No dejes que el tiempo pase y olvides tocar tus labios en los míos, no quiero dejar de besarte, como aquella primera vez ¿recuerdas? cuando lo único que quería era verte y darte ese anhelado beso detener el tiempo y no hacer otra cosa, sólo disfrutarte.

  No dejes de besarme el alma, con besos llenos de amor, con tus palabras llenas de honestidad, con tus caricias llenas de respeto y al mismo tiempo deseo por amarme, no dejes que nuestro amor caiga en la rutina creyendo que ya tenemos asegurado este amor para siempre, trabajemos juntos para hacer que perdure, pero ante todo que sea como esa primera mirada, ese primer beso y esa primera sonrisa que enamoró nuestros corazones.

No dejes de besarme como sabes hacerlo en cada beso, bésame el alma, deja huella en mí por mucho tiempo de manera que no olvide lo que amo de ti.

Bésame hasta que amanezca, en cada oportunidad que tengamos bésame aun en sueños para no recordarte siempre.

Bésame, bésame y no dejes de hacerlo nunca, bésame cuando callo, cuando me enoje, cuando sonría, cuando esté triste y no quiera saber del mundo;  bésame cuando mi estado de ánimo no sea el mismo, bésame porque son tus besos los que llenan mi alma y calman mi inquietud.

Bésame como esa primera vez, como nunca y como siempre, bésame con todo tu ser deseando la eternidad en mis labios como lo deseo en los tuyos, bésame despacio sin prisa y con calma, disfrutando cada instante recorriendo nuestro amor.

Bésame el alma con tus besos y deja huella en mis labios como solo tú lo sabes hacer.

Son tus labios los que siempre quise besar, son tus ganas de llenarme el alma las que siempre quise procurar, no dejes de besarme el alma para callar mis ganas de amarte siempre.

Bésame, procura hacerlo siempre, procura desearlo siempre, procura enamorarme con tus besos como procuro enamorar tu alma con mi amor.

 

 

 

Publicado por  Jackie Ra.So



     Compartir         Compartir