Te cruzas de nuevo por mi camino, cuando menos lo espero, pero así es la vida a veces; tan injusta y sorpresiva, porque no me permite saber un poco antes, lo que está por suceder, injusta porque no me aviso que volvería a encontrarte.

Justo cuando decido que es hora de dejarte bien atrás, ¡BUM! apareces de nuevo, comenzaba a olvidarte, enterrarte bien en el pasado, pero tenías que ser tan oportuno como siempre. Regresas con esa mirada de niño travieso.

Y es esa mirada la que me trae los recuerdos de tus besos, esos que eran los que yo más quería y necesitaba. Despertaste la locura que residía en lo más profundo de mi ser, sabes muy bien que no estoy sola, sabes que otro amor lleno el hueco que dejaste.

No lo pienso engañar, mucho menos contigo. Me niego a mirar esos ojos que provocan, porque aún se desliza ese sentimiento de lo más profundo de mí. Pero es injusto mentir y negar que no quiera besarte. Es una mentira decir que mis labios no mueren por tocar tu piel suave.

No es sencillo lo que está ocurriendo, no es fácil obligar a mis ojos a mirar a otro lado. Se complica cuando intento caminar por una línea recta y no perder el equilibrio, pues un sólo pie fuera de lugar, echaría a perder todo mi esfuerzo.

pastel-blue-ombre-hair-tumblr-with-kylie-jenner-es-la-mas-joven-del-grupo-kardashian-pero-podria-ser

Me niego a mirarte y perder mi camino, no voy a dejas que claves tus ojos en los míos, porque si dejo que sea así, no podré evitar flaquear y después tener la necesidad de mentir, diciendo que no me interesa pasar un rato contigo.

Si te miró recordaré a ese hombre que sabía ser un buen amante, porque eso siempre hiciste bien, nadie lo podrá negar. Pero viene a mi mente ese hombre que sabe amarme y demostrarlo de la forma más sencilla, más sincera.

 



     Compartir         Compartir