El amorío es diferente al amor. Un amorío es aquella unión que no dura mucho tiempo, esa unión en la que se pierde el tiempo, esa unión que la mayoría de las veces ni tienen nada bueno para ninguna de las dos partes. Un amorío esa esa relación superficial que es capaz de destruir una amistad, una larga y verdadera amistad. El amor es esa palabra mágica que siempre nos llena de suspiros, es esa palabra que es tan difícil de describir, que es tan difícil de colocar una etiqueta. El amor es ese sentimiento que permite que una pareja permanezca unida por una eternidad, es ese sentimiento que es capaz de borrar los defectos y olvidar los errores, es ese sentimiento que es difícil de encontrar y sentir.

Un amigo que siempre esta a tu lado y que sabes que siempre será así no todas las veces funciona para ir más adelante en una relación. Un amigo es diferente a un novio. Con un amigo siempre puedes ser tú misma, puedes jugar, puedes confiar en él, pero no mal interpretes no digo que con un novio no puedas ser tu misma, al contrario debes buscar eso, debes buscar a una persona con la que puedas ser tú misma sin importar nada ¿pero a qué me refiero con esto? Me refiero al cambio de ser amigo a ser novio, no sé porque la mayoría de las relaciones que comenzaron con enlazo muy fuerte de amistad, con una relación que desde mucho tiempo atrás estuvieron formando en confianza, en cariño y en aventuras que pasaron a una relación de noviazgo terminaron mal, no sé porque se pierde la confianza, porque se pierden las aventuras y los juegos. Es decir, cuando sé es amigo no importa si no luces como la mujer más hermosa del mundo porque sabes que es tu amigo y tienes la confianza y la seguridad de que lo que opine de ti estará bien porque existe un cariño entre ambos, pero cuando se es novios sabes que no puedes lucir mal junto a él porque puedes perderlo, porque te sentirás insegura y comenzaras a querer lucir mejor para que él no vea a otra mujer más que a ti. No importa que tantos amigos tengas tú o cuantas amigas tenga él porque siempre existirá la confianza entre los dos pero cuando se es novios se comienzan a descubrir inseguridades que no deberían de existir, esas seguridades que cuando menos te das cuenta ya están torturando y comienzas a dudar y a imaginar cosas que cuando eran amigos jamás pensaste.

Creo que para todo esto porque cuando comenzamos una relación pensamos que nos estamos adueñando de la persona, pensamos que esa persona nos pertenece porque está a nuestro lado, pensamos que al estar con nosotros podemos manipularlo, podemos quitarle lo que nosotros queramos porque está con nosotros y eso no es verdad. Una relación de noviazgo no se trata del tú eres mío y te obligo a que dejes tal cosa o a tal persona porque sino me voy, no, una relación es a base de confianza, es a base de amor y seguridad de sí mismo.



     Compartir         Compartir