No te afanes por las cosas que vendrán porque no vale la pena pensar demasiado tiempo en las cosas que aún no sabes si sucederán. No te preocupes demasiado do por las cosas que han de llegar porque cuando sea su tiempo estás se revelarán ante ti.

No te preocupes ni tengas miedo de lo que ha de venir porque el futuro se construye paso a paso y todo a su tiempo. No desesperes con tus planes porque muchas de las veces echamos a perder cosas increíbles en nuestras vidas por no contar con la suficiente paciencia para afrontarlas. No te preocupes pensando ni pierdas tiempo en tratar de construir tu futuro porque lo más importante es saber vivir y disfrutar el presente.

No descuides todas esas cosas que vives en el presente, porque es este quien determina la dirección de tu futuro. Con alguna mala decisión tomada en tu presente podrías afectar todo tu futuro, así que es más i portante cuidar cada una de tus decisiones, acciones y tus relaciones para tu futuro.

No te preocupes por todas esas cosas que aún no sbes si de verdad pasarán en tu vida, mejor preocupate por todas esas cosas que estás haciendo en estos momentos, todas esas cosas por las cuales estás trabajando desde ahora, tratar de relacionarte con las mejores personas posibles, haciendo y viviendo para ti y por ti, aprendiendo cada día de tus errores.

No te preocupes de lo que vaya a pasar en ese futuro que aún es incierto, de ese futuro que se va construyendo poco a poco con cada una de tus acciones. Disfruta tu vida día con día, momento con momento porque la vida solo pasa una vez y no regresa. El tiempo no vuelve sino que solo se encarga de ir avanzando y dejando atrás todo lo que ya pasó. Es por eso que debemos aprender a vivir en el presente, cuidarlo y hacer lo posible por vivir día con día disfrutando de todo lo que se encuentra a nuestro alrededor, disfrutando de todas esas personas que están a nuestro lado pendientes de nuestra vida. Cuida todas esas amistades que en verdad valen la pena y disfruta el tiempo con ellos, a su lado sin preocuparte de lo que ha de venir. Sé feliz, busca siempre por ti misma la felicidad y no esperes que nadie te haga feliz, no dejes que tu felicidad y tu tiempo dependan de otras personas porque dentro de tu propio mundo la persona que más importa eres tú y debes trabajar para ti y buscar tu felicidad para ti sin importante nada más.

Sigue caminando a pesar de que los problemas se encuentren en tu camino. Intenta derribar esos obstáculos que no te dejan avanzar. No te quedes en un mismo lugar, pruébate, arriésgate y nunca mires hacía atrás sino siempre coloca tu mirada hacía adelante esperando que poco a poco el futuro se enfrente contigo sin que tú corras a él de manera desesperada. Sé paciente y espera que las cosas pasen por sí solas.



     Compartir         Compartir