Sabía que enamorarme de ti, significaba posar mi esperanza en alguien que ama  volar, en alguien que odia la rutina, en alguien que como la neblina  se evapora, sabía que enamorarme de ti, era como enamorarme del viento y que tarde  o temprano te tendría que dejar fluir.

Sé que tu alma es emigrante, pero algo me dijo que valía la pena arriesgarme al dolor que sentiría al  verte partir, siempre supe que irremediablemente todo  llegaría a su fin, pero preferí mil veces ser un momento inolvidable en el tren de tu vida, que pasar de largo, que pasar sin arriesgarme a sentir la magia de ti.

somos viento

Me bastó con ser  un momento de calma en tu andar, me gustaba  creer que había esperanza de que a mi lado te quisieras quedar, pero sabía de antemano que esto no iba a pasar

  

Quiero ser como tú, un alma libre que da todo sin esperar nada, quiero ser  honesta y clara, contigo, también  conmigo, desearía dormir a tu ladito y que al despertar aun estuvieras aquí conmigo, debo decirlo ,no quiero callar. Sé que mis palabras no cambiarán nada, ni lo espero lograr, pero así sin planearlo me enamore de ti, lo digo sin intención de que te quedes, sé que no puedes hacerlo aunque quieres, sé que no soportas la idea de permanecer en un solo lugar, que amas recorrer los cielos, que prefieres andar solo, sin equipaje que te pese, ni compañía que limite tus libertad al  volar.

somos libres

Fuiste claro siempre, así que no llorare ni implorare para que lo intentes, porque es justo eso de lo que me enamore, de tu corazón limpio, de tus dulces besos, de tu maravillosa mente, de tu ingenioso ser.

No lo niego, me dueles, pues has marcado en mi vida, un antes y un después. Gracias a ti me siento más viva  que nunca, con ganas de emprender mi propio vuelo.

Te dejo estas últimas palabras… te quiero con el alma y te agradezco los suspiros, las caricias, los besos, que me robaras el aliento, más de una vez.

Hasta pronto, se acabó el cuento, ve y vuela libre, porque amo como eres, te amo porque eres viento.

 

 

 

 



     Compartir         Compartir