Puedo asegurar que todos hemos perdido algo que ahora deseamos tener y que en su momento cuando era nuestros, cuando nos pertenecía no lográbamos la valorarlo de la misma manera en la que lo hacemos ahora que ya no lo tenemos. Es difícil darte cuenta de esa pequeña parte que un día fue nuestra ahora nos haga falta, es difícil el sentimiento que produce el querer tener en nuestras manos algo que está fuera ya de nuestro alcance. Siempre anhelamos lo que esta lejos porque sabemos que no podemos tenerlo, pero lo que esta a nuestro lado nos da esa seguridad que nos permite relajarnos y pensar que siempre estará ahí, no importa lo que sea, puede ser algún objeto, una mascota y por supuesto una persona, un amigo, el amor de tu vida o algún integrante de la familia.

Es importante que aprendemos a valorar lo que tenemos a nuestro lado, aprender a disfrutar lo que ahora nos pertenece para que si algún día en el destino se encuentra escrito su partida podamos sentir la satisfacción de que mientras estuvo en nuestras manos pudimos aprovecharlo y valorarlo. Debemos poner nuestra vista en las cosas que son nuestras y dejar de encapricharnos y perder tiempo en las cosas que no nos pertenecen, que son ajenas a nosotros. Aprovecha lo que sea que este ahí, no importa lo pequeño que sea porque si está ahí es por algo, si esta ahí es porque tiene un propósito para ti y en ti. Aprovecha cada detalle de tu vida, por ejemplo, comencemos aprovechando eso que es inevitable que pase y vaya consumiéndonos, eso que es imposible de volver a tener una vez que se haya ido, el tiempo. Aprovecha el tiempo con las personas que te importan y que sabes que son únicas, aprovecha el tiempo con ese animalito que esta en casa esperándote cada día por tu llegada, ese animalito que esta contigo siempre en las buenas y en las malas, aprovecha cada cosa que tenga un valor, un significado para ti. Recuerda que el tiempo se va y jamás regresa, sácale el mejor provecho y aprende, siempre aprende de él.

Si hay algo en estos momentos en tu vida que añoras, algo que deseas tener de nuevo en tus manos y sabes que es imposible que vuelva, déjalo ir, deja que sea libre y ahora voltea a ver las cosas que en este momento son tuyas porque puede que el tiempo también te las arrebate y cuando quieras mirar hacía atrás para recuperarlas ya sea demasiado tarde también para ellas. Valora todo lo que tienes ahora y no quieras lo que tuviste o llegaste a tener ayer. No te aferres a las cosas que no tienes y mucho menos a un pasado que jamás volverá, recuerda que mientras tu ves eso que jamás será tuyo detrás de ti puede irse algo que de verdad es para ti, algo que te pertenece y tú lo estas dejando ir.



     Compartir         Compartir