No estas más a mi lado pero no he dejado que me miren vencida, me han preguntado por ti y con una sonrisa en los labios he dicho que hemos terminado y que a decir verdad no he sabido nada más de ti. Paso mis mañanas rodeada de gente, sonrío, río a carcajadas, salgo a divertirme y la gente se sorprende de que esté también después de lo que me hiciste.

Muchos comentan que, que fácil te he olvidado, que entonces no te quería tanto o que tal vez sólo fuiste un desliz y es que nadie imagina cuanto me has dolido y que apenas llego a casa me quito la máscara que les muestro a todos. No estoy bien, me torturan tus recuerdos y no deja de doler tu traición. Cada vez que te nombran es una puñalada más que le dan a mi corazón y paso mis días implorando al cielo que te traiga de nuevo pero arrepentido por haberme roto el corazón, no sé si por capricho o por orgullo porque a decir verdad no volvería al lado tuyo.

chicatumbadaencama_1

Y aun no dejo de preguntarme porque me fallaste, porque cambiaste todo mi amor por una noche de pasión, porque si siempre te había dado lo mejor de mí te fue tan fácil sustituirme y cambiar nuestra relación por una aventura que así como comenzó de mal, así terminaría, ¿por qué?

Sigo sintiendo un coraje y una rabia inmensa, porque hasta que me miré en tus ojos es que yo quise ser perfecta; por primera vez en mucho tiempo comencé a preocuparme por mi apariencia, cambié hábitos, modere mi carácter, quise ser mejor cada instante y regalarte la mejor versión de mí, sin embargo, de nada sirvió todo mi esfuerzo, apenas apareció tu olvidaste todas tus promesas y de cuantas veces repetiste que jamás tendrías ojos para nadie que no fuese para mí.

Decidí confiar, creerte, decidí tragarme cada una de tus palabras, confiada en que verdad me amabas pero entonces aquel mundo feliz se destrozó cuando esa mujer sin más ni más me buscó y me hizo saber lo bien que la pasaron en días de ayer.

cqfphkvwuaasaj1

No logro entender como algunas mujeres son felices destruyendo relaciones, es verdad la frase que dice: ¨la culpa no es del tercero, nadie se mete si no lo dejan entrar¨ y si, tu debiste respetar nuestro amor y nuestra relación, pero ella debió respetarse y quererse más, tener dignidad y no meterse en donde habría de sobrar.

Con el corazón destrozado decidí enfrentarte, cosa que, muchas no hacen por miedo a la soledad pero ¿de qué sirve tener a alguien a lado que constantemente te habrá de lastimar? Y es que quien la hace una vez, la hace dos y es cuento de nunca acabar. De nada sirvieron tus disculpas y tu arrepentimiento, de nada importaban ya tus estúpidos juramentos, mi orgullo y dignidad salieron a mi rescate y entonces pronuncié un –hemos terminado, quiero que te largues y no vuelvas nunca más-. Evidentemente las palabras me dolieron más a mí que a ti, pero tenía que hacer por mí lo que nadie más haría: amarme.

Tuviste el cinismo de decirme que me arrepentiría y que posiblemente cuando yo quisiera volver, tú ya no estarías. Cerraste la puerta y contigo se fueron un sinfín de momentos; risas, besos y caricias, promesas, planes y sueños. Pero finalmente si a ti no te habían importado cuando decidiste cambiar todo ello por unas cuantas horas de placer, ¿por qué yo tendría que torturarme más?

tumblr_ltmxn5tdlu1qcsdtvo1_500

Me fue muy difícil asimilar y comprender que todo había terminado, me pasé noches y horas llorándote en mi habitación, te maldije un sinfín de veces y después pedía a Dios por ti. Creía imposible poder vivir sin ti. Dejé de dormir, comer, de salir y frecuentar a mis amigos y entonces un día entre lágrimas me puse a pensar como estarías tú en ese preciso momento en que yo tiraba mi vida por la borda, me enteré que tu vida jamás se detuvo y continuaste tan feliz o más, sin mí. Decidí poner un alto a mi situación y no mostrarte jamás mis heridas. Me levanté del piso donde me dejó tu traición y salí a afrontar el mundo con más valentía.

Volví a ser yo misma; esa que luce encantadora con una sonrisa, me refugié en mis amigos, comencé a salir nuevamente y conocer a más personas. Pasé la prueba de fuego cuando el destino volvió a cruzarnos, no mostré debilidad alguna y conforme me fui retando, me fui creyendo el haberte superado hasta que… te superé o al menos, eso es lo que aparento ante los demás.

Mis días continúan así; ante ti y los demás soy la mujer fría y fuerte que nadie la habrá de lastimar, pero apenas llegó a mi habitación, los recuerdos de tu adiós salen a torturarme. Ya no dueles tanto como antes pero las heridas no acaban por cicatrizar. Sé que valgo mucho, lo suficiente para ser el universo de alguien, alguien que precisamente no me cambie por las caricias de alguien más.

1

Sé que aún me quedan noches en vela y un par de lágrimas para terminar mandándote al olvido pero eso sí, no te daré el gusto de mirarme mal por ti, no lo vales y no lo mereces. Yo no habré de alimentar tu ego, y aunque te extraño es más el amor que me tengo y por eso de aquí en adelante habrás de mirarme feliz y mi sonrisa ya no será por ti.

¨No cambies el amor verdadero por la atracción de momento, porque algún día esa atracción habrá de cambiarte por su verdadero amor¨.

Autor: Stepha Salcas

Derechos de Autor.



     Compartir         Compartir