Sé que no soy perfecta y no pretendo lograr serlo, pero sé que hay algo diferente en mí, sé que soy única. El ser única no quiere decir que piense que puedo ser perfecta, porque tengo errores y sé que no son los único que tendré. Sé que se habla de mí y sé que no soy monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, y creo que no importa, creo que no me quita el sueño pensar que existen personas a las que no les caigo bien y que quizá me mantienen en su boca maldiciendo y tratando de calumniar a mi persona, pero que en realidad con eso.

No quiero ser perfecta ni quiero que me interese lo que las personas opinen de mí porque en realidad solo quiero agradarme a mí misma y darme cuenta que soy la mejor para mí porque no habrá nadie en el mundo que pueda hacerte sentir mejor que tú misma; nadie luchará por tus sueños, no se enfrentarán a tus problemas y lucharán para resolverlos, no estarán siempre en tus peores momentos ni buscarán la manera de pintarte una sonrisa eterna secando tus lagrimas y estando ahí para hacerte sentir mejor. Nadie estará ahí a tu lado por siempre porque siempre habrá personas que lleguen y que se vayan, nadie será eterno contigo. Eso es lo que pienso cada vez que alguien me ofende por ser como soy, es en lo que pienso para cae de nuevo en la conclusión de que yo soy mi salida y mi única oportunidad, porque nadie hará lo mejor para mí, solo yo.

No soy perfecta pero si me considero una mujer única porque no me gusta sobresalir pretendiendo caerle bien a todo el mundo pasándome la vida haciendo cosas para los demás y olvidarme de mis propios sueños y metas. No quiero ser perfecta porque sé que en cada cabeza hay un mundo y nunca lograré darle gusto a todas las personas que me rodean, así que ¿para que perder mi tiempo? Solo soy yo y después seré yo y no habrá nadie que me detenga. Le daré la bienvenida a mi vida a las personas que quieran formar parte de ella pero jamás se cerrarán las puertas, las mantendré abiertas para cuando quieran alejarse de mí o para cuando yo decida echarlos sin pensar nunca en lo que perderé.

¿Por qué me considero única? Porque no sigo a los demás, porque soy yo quien formo mi camino, con mi propia dirección y lo construyo con mis propias manos. Soy única porque no quiero el mismo destino que los demás, porque quiero trabajar por mí y equivocarme para levantarme con mis manos. Estoy sola en este mundo y no quiero buscar ayuda, solo esperare que las personas correctas lleguen a mi vida y me daré cuenta cuando ellas estén a mi lado pero jamás yo iré tras ellas, ellas tendrán que llegar a mí. Por todo esto me considero única pero jamás me consideraré perfecta porque sé que me equivoco y sé que caeré más de una vez pero lucharé para seguir levantándome.



     Compartir         Compartir