Es muy cierto que la sociedad y los medios no se cansan de repetir que el amor  y la pareja debe ser  prioridad, pero creo que todo esto tiene un porque, creo que como individuos,  aun le tenemos miedo a la  soledad, pues nunca nos  pintan una vida de ensueño si  no se ha de vivir con alguien que la complemente o la perfeccione.

Lo siento, pero no puedo ir a favor de esto,  y no es para nada que no crea en el amor o en la magia de amar; me he enamorado y me he enamorado de verdad, hasta los huesos, con cada fibra, con cada parte de mí.  Me he enamorado y dado lo mejor de mí; pero creo contrario a esto no ha habido nadie que se enamore así de mí.

esa mujer

Me costó un buen tiempo entender la razón, alguna veces creí que realmente había algo mal en mi, que actuaba de la manera equivocada o contrario a lo que los demás esperaban, pero ahora entiendo perfectamente la razón, ahora sé que  todo se debe a que no soy el tipo de mujer de las que los hombres se enamoran.

Sé que soy una mujer complicada, incluso he  aprendido a lidiar con ello y con todas las consecuencias que esto representa.

No es que haya algo malo en mi, creo que podría sin problema llegar a  ser esa mujer dulce y cariñosa que te espera en casa, esa mujer frágil  e indefensa que necesita ser cuidada y protegida,  pero no quiero serlo, me gusta ser una mujer fuerte y decidida, actuar sin miedo y asumir sin pretextos la responsabilidad cuando me he equivocado.

Sé que es difícil enamorarse de mí, porque no puedo ser esa mujer que se quede callada o ausente cuando es necesario alzar la voz o emitir alguna opinión, soy difícil de amar porque siempre cuestionare cuando algo no me parezca correcto, soy difícil de amar porque soy una mujer que lucha, que se esfuerza, que rechaza la mediocridad, soy difícil de amar porque  a quien este a mi lado, le empujaré a que se esfuerce siempre por  más, a abandonar su zona de confort, su comodidad.

sola

No soy de esa clase  de mujer de la que te enamoras de golpe, soy de esa clase de mujer a la que aprendes a mar, no tengo problema alguno con ello, ni prisa , ni me angustia el tiempo que paso a solas, porque sé  que cuando alguien al fin pronuncie esas palabras…

Cuando alguien me diga al fin “te amo” , sé que será con total honestidad, que cuando alguien me ame, será un amor por el cual, valga la pena luchar.

 

 

 



     Compartir         Compartir