No tengo dinero y mucho menos soy de una posición social de la que puedas presumir con tu familia y tus amigos. Así que si, te he decepcionado, pero sabes, ahora doy gracias porque entendí que a ti solo te enamoran las mujeres que tienen dinero, que eso es lo único que realmente a ti te importa, pero como no soy de tu clase social o sea (rica), te desilusionaste, porque yo no puedo ofrecerte ese nivel de poder al que tu aspiras, y empezaste a salir con una chica que si puede darte eso y más.

Entonces me di cuenta de que tu buscabas en mi era una “aventura”, porque nunca buscaste ser ese hombre en mi vida, lo que tú quieres es que lo “nuestro” siempre se quede en la oscuridad, en secreto, porque realmente te avergüenzas de lo que yo represento, pero te digo algo, lo que yo realmente represento es lo que a ti te hace falta.

Yo represento coraje de ir por lo que realmente vale en mi vida, tengo valentía, porque te hubiera entregado todo mi ser, soy temeraria, porque no tengo miedo a vivir al máximo, soy osada, inteligente, soy todo lo que tú nunca podrás ser, porque te escondes entre las sombras, y esperas que yo haga lo mismo, quieres tenerme escondida, como si fuera una mala mujer, quieres que esté dispuesta a aceptar todo eso y más sin hacer preguntas, sin cuestionar nada.

No puedo ser así, porque estaría matando mi esencia en sí, soy diferente, tienes que entender que no soy como las mujeres que has conocido y con eso no quiero decir que ellas estén mal, es así como les gusta ser y eso lo respeto, pero mi ser es diferente.

Tú escribes que una mujer es bella no solo por su físico si no que es hermosa por su alma, y cuando me conociste, así es como me describías en tus poemas, que, por supuesto son citas de otros autores, porque ni en eso puedes ser original. Debes entender que no estamos destinados, no soy tu hilo rojo de amor, porque tú no eres ese, y aunque te empeñes a pensar que si, no somos ni seremos jamás esas almas gemelas que están predestinadas a estar y ser uno.

Se puede decir que tú lo tienes todo, dinero, tienes una carrera productiva, ahora tienes una relación, si tú quieres por interés, y al ver cómo eres en realidad me pregunto ¿En verdad lo tienes todo? Yo no lo creo, y sabes porque lo sé, porque no me tienes a mí.

Por: Anónimo



     Compartir         Compartir