¡Vamos!, atrévete a olvidarme, a olvidar lo que pasamos, las risas, las caricias, las noches que nos regalamos.

Sé que intentarás a toda costa deshacerte de los recuerdos que te deja nuestra historia,

Sé que romperás las fotografías y borraras los incontables mensajes que nos enviábamos todos los días,

Sé que intentaras olvidarte de los te quiero, de los besos, de las sonrisas

vete

Sé que evitarás escuchar mis canciones favoritas

Sé que evitarás frecuentar los lugares que solíamos frecuentar.

Lo admito, tienes el coraje que a mí me falta para actuar, con esa frialdad que aparentas.

Pero déjame que te hable con la verdad:

  

 Podrás deshacerte de las cartas, romper fotografías, tirar a la basura los detalles  que en buenos tiempos nos dimos.

Pero  te aseguro que no será fácil sacarme de tu mente, olvidar mi cariño, mis cuidados, mi ternura, mis palabras, no podrás evitar recordarme en los días nublados, esos que tanto disfrutaba, será inevitable pensar en mi cuando la lluvia caiga, cuando mi canción favorita suene en medio de tu calma.

Puedes incluso, presumir ante todos, que no me piensas, que me has superado, que me has olvidado, aunque en el fondo sepas bien que no ha pasado

Lo lamento, pero te aseguro que de vez en cuando mi recuerdo invadirá tu mente, y sin que puedas evitarlo me extrañaras un poco.

vete

Pero no te preocupes, sé que  lograrás hacerlo, ten paciencia y dale tiempo al tiempo, deja que sin forzarlos, los recuerdos por si solos se desvanezcan. No los obligues, que es necesario el duelo.

Si quieres olvidarme, no puedes amarme, ni mucho menos odiarme, necesitas ni para bien, ni para mal pensarme.

No, en definitiva no será  fácil, te lo digo por experiencia propia, porque aunque he borrado los rastros de lo nuestro, todavía y con fuerza cada día te extraño, cada noche te pienso.

 

 

 



     Compartir         Compartir