¿Qué si te quise?

Claro que te quise, en su momento, fuiste el hombre por el que daba mi vida, era feliz a tu lado y tú lo sabias, mi mirada siempre me delataba, me descubría. Tus ojos podían estar mirando a cualquier lado y yo como siempre mirándote a ti, solo a ti

separados

Sabes, siempre supe que  había en ti un caparazón que te impedía entregarte al 100, conocía de tu pasado y de tus heridas, pero esperaba que este amor que por ti sentía, pudiera derribar las paredes de tu alma, que pudiera hacerte olvidad el dolor, y que en poco de tiempo, pudieras amarme de la misma forma en que lo hacía yo.

Aun lamento haber sido yo quien pagara las consecuencias de un amor que te pago mal, que te hizo desconfiar, que por culpa de eso, en nuestro momento  fuiste incapaz de enamorarte, de arriesgarte, de atreverte a darlo todo por mí.

  

Sé que me querías, que intentaste amarme, pero no lo suficiente para querer quedarte, para luchar por mí.

No fueron necesarias las palabras para darme cuenta que el amor  se te acabo, aunque me dolió, aunque me costó muchas lágrimas aceptarlo, decidí que no podía aferrarme ni obligarte a que me correspondieras, a que me amaras.

Preferí ver partir el sol, antes de resignarme a quedarme con alguien que finge que ama, a quedarme con alguien que por falta de valor, nos  arruinara la vida a los dos, porque un amor no se sostiene de un solo lado, y al final la  cuerda terminaría por desgastarse, por romperse, causando heridas, causando aún más dolor

no love

Decidí  marcharme a tiempo, un poco por amor a ti, pues me mataba no encontrarme en tu mirada, no aportar brillo a tu alma, me marche cuando entendí que el  amor  no es una obligación, me marche sin reproches, s porque me enseñaron que el amor no suplica, que el amor nunca, nunca se mendiga

Dicen que nadie muere de amor, y aunque al principio no lo creí, el tiempo me ha ayudado a sanar mis heridas, me ha enseñado a estar sin ti.

 

 

 

 

 

 

 



     Compartir         Compartir