Que poca vergüenza la tuya, eres capaz de hacer lo peor que un hombre puede hacer y todavía te atreves a decirme que soy yo la que ha fallado, puedes culparme de las cosas que hice con toda la intención de hacerlas, pero no puedes reclamarme de lo que según tú he hecho sin darme cuenta.

No puedo ser totalmente responsable de hacer algo que no sabía que estaba mal, si no dices las coas es muy difícil que yo pueda adivinar, no intentaba dejar de amarte, pensé que esa distancia que tú ponías era porque así estabas más cómodo, me has hecho creer que me me querías y que estábamos en sintonía pero mentiste.

Te ha dejado de importar nuestra relación, la desperdiciaste como nunca, dejaste de quererme y para ahórrate excusas prefieres culparme, vienes a decirme que fui yo la que no puso atención en las coas que sentías, si tú ya no querías estar aquí lo mejor era haberlo dicho.

No me interesa que ahora busque la forma de organizar la palabras y no escucharte lleno de incoherencia,hazte cargo de las cosas que has hecho y dicho. Dame a mí una verdadera solución que me haga saber que es lo que va a a suceder de ahora en adelante, por mí puedes irte y no volver, puedes decirle a todo el mundo que fui yo, que yo fallé.

superthumb

Solamente demuéstrame a mí lo hombre que dices ser y acepta en mi cara, que si algo resultó mal es porque nunca dijiste nada, dilo de frente y sin tartamudear, acepta que el equivocado eres tú y vete libre de culpas y de responsabilidades, de cualquier forma me duela o no, no se puede ser culpable y ni siquiera fingir que lo soy; de algo que nunca hice.



     Compartir         Compartir