Hay cosas que no puedo explicar y una de esas es el por qué me siento tan atraiga por ti, no sé porque me estoy enamorando más de ti cada día que puedo pasar a tu lado. No me di cuenta lo que estabas haciendo dentro de mí y cuando menos lo pensé este amor ya estaba echando raíces.

No quiero que sepas aún todo lo que siento por ti, todas esas ganas que tengo de estar a tu lado y entregar hasta el mínimo gramo de mí. No quiero que sepas aún que sueño cada día contigo, que pienso cada día más en ti y que ya no puedo hacer nada para evitarlo. No quiero que te des cuenta que puedes tenerme cada vez que lo quieras y que tienes el poder de partir en dos mi corazón con un pequeño rechazo, con un pequeño paso en falso. No quiero que te des cuenta que estoy aquí esperándote y tratando de que te des cuenta de una existencia que va más allá de una simple amistad, de una simple relación fraternal.

Los días pasan y los minutos me acercan más a ti, ya no puedo hacer nada, ya no puedo alejarme de esta jaula que yo misma preparé, porque sé que es un encierro, porque sé lo que pasa cuando uno se enamorada, lo he visto, lo he sentido otras veces, lo he conocido. No quiero entrar a la trampa que me llama con susurros que son evitables de escuchar, son susurros que están ahí detrás de mí recordándote y llenado el corazón con tu esencia, con tu sonrisa y con esa mirada que logra desastre en mil pedazos. Me alejo lo más que puedo, corro al lado opuesto y trato de no mirar atrás, pero tu simple olor vuelve a atraerme y vuelvo a caer en ese oasis que no tiene fin y que el principio ha quedado atrás sin poderlo cambiar. Ahora te veo y no puedo evitar admirar lo que hay en ti, todo eso que me atrae y que no puedo dejar pasar. No sé como paso todo esto y termine enamorándome de ti, como fue que termine aquí anhelando tus brazos y escuchar esa voz que me acaricia cada vez que logro escucharla.

Quisiera ya no verte, quisiera alejarme, quisiera dejar todo esto y solo soportar ese vacío que siento cada vez que recuerdo que no estas a mi lado, cada vez que siento que no estarás junto a mí jamás y que solo quedaré con este amor que ya no se puede borrar, con este amor que ya no puedo olvidar porque se ha metido hasta lo más profundo de mi alma. Eres tú quien a logrado despertar lo que ya había dormido desde hace mucho tiempo atrás. Eres tú quien ha logrado convertirse en mi inspiración y en mi anhelo de seguir luchando por un amor que tal vez pierda, por un amor que tal vez logre derribarme. Eres tú quien a cambiado mi pensar, por quién quiero luchar.



     Compartir         Compartir