No quiero perderte, el tiempo no ha sido suficiente, ha sido poco y será mucho cuando te vayas, no quiero perderte porque me gusta estar contigo, disfruto del tiempo  a tu lado, lo cual no sucede igual contigo, quieres irte, ya veo, pero es que no lo entiendo, tal vez tú ya tengas la respuesta que requieres para estar contento, la respuesta que necesita a tan arrebatada decisión, pero yo no quiero que las cosas sean así, yo quiero tener que decirte adiós.

Antes de que te vayas dame una explicación que por lo menos cuando el tiempo pase; me deje saber cuál era tu intensión antes de que te fueras, necesito herramientas para saber qué sucederá, yo no quiero que las cosas terminen así, pero es que mi intención era durar contigo lo más posible, durara el tiempo necesario para poder hacer que costeara el tiempo.

No quiero verte irte nada más así, sin pensar en nada más, vamos, ni siquiera hemos hablado, no te vayas así, porque me dejas con más dudas que dolor, la incertidumbre, el dolor y la confusión.

Los pretextos no son necesarios, ni las excusas, me importan más las razones, de este modo por lo menos tendré un tiempo para reflexionar y pensar en cómo sucedió todo, porque para mí esto ha sido rápido e inesperado, dame armas, si el amor que por mí profesaste, es cierto entonces por lo menos dame armas para enfrentarme a ese futuro solitario que me espera, por lo menos dame un fecha…

No te vayas de sorpresa, dime hasta cuando me mantendrás con la agonizante espera de la incertidumbre que me asecha, todo el tiempo. También podemos resumir las cosas, puedes irte ya y ahorrarnos todo esto.



     Compartir         Compartir