Me he dado cuenta que el amor verdadero, es simplemente imperfecto…

El amor verdadero no siempre será romántico, a veces será despistado, tal vez enojón y  hasta  cierto punto, complicado.

Aprendí que debo dejar de idealizar a quien será el hombre adecuado, al que llamaré hombre de  mi vida, pues es mejor dejar que la vida me sorprenda, así, sin plan ni medidas.

relacion seria

Ya no me preocupo por  encontrar a aquel chico que cumpla con  los deseos de mi lista, pues a final de cuentas el amor es sorprendente, descomunal, llega de pronto y rompe tus esquemas, tus planes, se da naturalmente, sin aviso, sin advertencia previa.

He dejado de estresarme por encontrar al hombre correcto, ya no espero al hombre de ensueño, ni al apuesto caballero, sé que ese amor es casi un cuento, ahora entiendo que amar significa mucho más que eso, para amar es necesario aceptar los defectos, los errores, aceptar que cada uno tiene distintos pensamientos.

     

He entendido que al amor verdadero, no le basta el exterior, se nutre de sueños, de ilusión, el amor verdadero se alimenta de sonrisas, de apoyo, de abrazos caricias, al amor verdadero, no le basta una cara bonita, necesita un alma que lo impulse, que lo motive cada día.

El amor odia la rutina, lo desgasta, lo debilita, el amor espera hacer de la vida, una aventura nueva cada día.

Esto es lo que quiero yo, no busco perfecto, pero si un amor mejor, quiero coincidir con alguien con quien compartir mis sueños, a alguien que me corte la respiración de la emoción, que provoque en mi sonrisas espontaneas, mariposas de mil colores, a alguien que me impulse, que me motive, que me quiera con ganas.

elephant

Y es que todos merecemos un amor así, un amor que valga la pena, que nos motive a sonreír, merecemos un amor del bueno, meremos a una persona que se atreva a dar lo mejor de sí.

 

 

 



     Compartir         Compartir