Fue muy fácil para ti terminar nuestra historia con un “deberíamos ser amigos”. No es fácil volverte amigo de la persona que más mas y de la que rompió tu corazón. Fue muy fácil para ti terminar con todo esto y actuar como si nada hubiere pasado, como si nunca tú y yo hubiéramos estado juntos.

Para mí no fue fácil darme cuenta que con la persona que más disfrutaba pasar mi tiempo, con la que más he amado en esta tierra y con la que estaba dispuesta a entregarle mi vida y mi tiempo, ya no estaría a mi lado. par así no fue fácil darme cuenta que el futuro que había planeado a tu lado fue inútil. Que no sirvió para nada el amarte porque al fin de cuentas tú jamás podrías amarme y terminarías nuestra historia con una mano en la cintura, como si nada, como si todo fuera tan fácil para ambos. Me duele ver la manera en que reaccionaste, la manera en la que demostraste que todo el tiempo que estuve a tu lado no te importó; que todo el tiempo que estuve a tu lado jamás logró enamorarte y convencerte a entregar tu alma de la misma manera como yo lo hacía.

Me duele ver como no te importó lastimarme y decides mejor actuar como si nuestra historia jamás haya existido, como si todo lo que vivimos no sean los recuerdos que ahora tanto me atormentan. Me duele verte indiferente hacía mis lagrimas y que en ti no se produzca ni la mínima parte de este dolor. Me duele que tu no sientas la ruptura y solo pretendas retirarte limpiando las manos y actuando como si no hubieras lastimado mi corazón.

No puedo ser amiga de la persona que rompió mi corazón porque soy imposible de actuar que todo esta bien, que no hay lagrimas en mi ojos y que todo estará bien a pesar de que yo no esté a tu lado. ¿Pretendes a caso convertirme de nuevo en tu amiga y poder ver como sigues tu vida con otras personas? No soportaría el mirarte a lado de otra persona entregándole todo lo que yo quisiera tener. No podría ver como le entregas tu corazón, ese corazón que amo tanto y quisiera ser la dueña. No puedo y no quiero ser tu amiga pretendiendo que nada pasó y que nada pasa dentro de mí cada vez que te miro. No puedo dejar de querer besarte y abrazarte cuando estás muy cerca de mí. No puedo ver la manera en la que te comportas indiferente conmigo. Me duele que pretendas que no permanecí en tu vida, que no toma ningún papel dentro de ella y que el tiempo que compartimos juntos no significo nada.

No existe ningún tipo de motivo para que yo siga a tu lado siendo ahora tu amiga después de haber compartido contigo tantos momentos mágicos y llenos de pasión mientras tu pretendes que nunca existieron. Lo nuestro se termino, eso lo entiendo, pero debes saber que nunca seré tu amiga.



     Compartir         Compartir