¿Crees es fácil? No soy el tipo de mujer que se dejará manipular y usar solamente por un hombre que solo quiere pasar el rato conmigo. No seré ese tipo de mujer que irá a rogarte para que te quedes con ella, no iré a decirte que sin ti no puedo vivir y que haría cualquier cosa por no perderte nunca jamás. No, yo iré solo a decirte lo que siento, lo que de verdad hay en mi corazón. Iré a decirte que ya no puedo esperar más, que ya no puedo esperarte a que seas tú quien tome la decisión de establecer un compromiso conmigo.

Quisiera que las cosas fueran diferente, si, si lo quisiera. Quisiera que tuvieras el valor y el amor suficiente para tomar la decisión de estar a mi lado, que tomarás la decisión de quedarte conmigo y no buscar a nadie más. Pero las cosas no son así y al parecer así seguirán. No te has dado cuenta que estoy llegando al límite, que estoy apunto de largarme de aquí, de tu lado, de un hombre que no tuvo las fuerzas de tomar en serio nuestra relación.

¿Me quieres? ¿te importo? No sé que es lo que piensas de mí o que es lo que tu corazón siente hacía a mí, solo sé que e solo sé que es lo que yo siento por ti. Solo puedo ver todo lo que he hecho por permanecer el mayor tiempo posible a tu lado. Veo lo que hice por ignorar la realidad y pensar en que todo estaba bien entre nosotros, en pensar que cambiarías y que estabas apunto de tomar la decisión de estar conmigo. Nunca llegaste, nunca te has ido. Sigues ahí en medio sin saber que es lo que harás ¿lucharas? ¿seguirás con los brazos cruzados como hasta ahora? Ya no importa porque esta es mi despedida y vengo con valentía a mirarte a los ojos y decirte lo mucho que lamento que las cosas hayan terminado de esta manera, que lamento el tener que romper todas mis ilusiones y no querer luchar tampoco por nosotros dos. Me voy con la cabeza en alto reconociendo que yo fui por mucho tiempo la que lucho por este amor, por esta relación, que fui yo quien construyo lo mejor de nosotros, quién estuvo siempre ahí tratando de que la cuerda no se rompiera, pero se acabaron mis fuerzas. Ya no tengo las fuerzas, estoy cansada de tratar y tratar sin poder lograr nada, estoy cansada de caminar sola en el aire sin poder avanzar.

Ya no puedo esperar porque la vida es una, es corta y se nos va yendo poco a poco de las manos, de eso me di cuenta y no quiero terminar sola con las esperanzas rotas de estar a tu lado sino que quiero avanzar y recorrer mi propio camino esperando lo que la vida este dispuesta a darme. Te dejo porque estoy cansada de las escasas, de las mentiras, del posponer. Quiero un futuro firme y sé que jamás lo tendré contigo.



     Compartir         Compartir