Toda mujer sueña con ese hombre que llega al rescate de cada una de ellas, les roba un beso de amor y vive a su lado por siempre, pero no nos ponemos a pensar que muchas de las veces los príncipes solo son disfraces de hombres que con una cara bonita enamoran a una mujer para alimentar su propio ego.

Ya no quiero seguir esperando a ese hombre dentro de una fantasía que sé que solo existe dentro de mi mente. No me importa seguir esperando a un hombre que esté lleno de belleza por fuera pero convertido en un patán por dentro. O encontrar a ese hombre perfecto que demuestre ser un caballero pero por dentro no sienta más que aprecio y compromiso por mí. Quiero encontrar a ese hombre que me llene de felicidad en cualquier momento, sin importar la circunstancia, que me ame y no lo deje de hacer en ningún momento y que sepa caminar a mi lado y luchar junto conmigo para poder seguir avanzando en una verdadera relación llena de amor, de paz y de buenos deseos para ambos. Quiero un hombre de carne y hueso que sea capaz de mostrar todos los días lo que lleva dentro de su corazón, alguien que sea honesto conmigo que sepa valorarme, cuidarme y estar a mi lado cada vez que lo necesite. No quiero a ese hombre con algún puesto en la realiza y que sea codiciado por todas las mujeres del lugar, sino que quiero a un hombre que sepa trabajar con sus propias manos, que sepa seguir adelante sin la ayuda de nadie; un hombre que se proponga metas y haga todo lo posible por cumplirlas, que trabaje tan duro por todo lo que desea que no espere sentado a la llegada de una hada de la madrina con una vara y le conceda todos sus deseos.

1

Espero a ese caballero que este dispuesto a luchar miles de batallas por mí y que este a mi lado demostrando todo el amor que siente por mí y todas esas cosas que yo le hago sentir porque realmente hay amor entre nosotros. Quiero a un hombre que aprenda sobre mí, que me conozca y que haga todo lo posible por seguir a mi lado, que luche por estar conmigo y hacerme feliz con todo lo que tiene en sus manos. Que sueñe y no deje de construir sueños donde nos involucre a ambos, que me incluya en todas sus metas y que me permita entrar a su vida y ser parte de ella. Cuando encuentre a ese hombre no me importará su apariencia o su estatus social, porque sé que será un buen hombre y sobre todo sé que estará por siempre a mi lado y nadie ni nada nos detendrá porque caminaremos juntos por nuestra felicidad. Cuando encuentre a esa persona seré completamente feliz porque sabré que es el indicado y que valdrá la pena haber pasado por tantos fracasos para conocerlo a él y saber que no hay nadie que pueda tomar su lugar.



     Compartir         Compartir