No quiero pedirte que te quedes, de eso ya tuve suficiente, y en algún momento de esto extravié mi dignidad, me sentí humillada y perdida.

La verdad es que te quiero y mucho, pero no quiero estar con alguien que no lo da todo por mí. Me gustaría que te preocuparas más, que intentaras ser más romántico o que llegaras puntual a nuestras citas. Me gustaría ser un momento de deleite y no una ocupación para ti. Está claro que para continuar se necesitan dos y no estoy segura de querer continuar así, sola. No estoy segura de que estés dispuesto a darlo todo por mí, por nosotros. 

Decir que no quiero regresar, sería como ponerme a dieta y decir que no quiero un helado. Me duele decirte adiós, dejar de besar tus labios e incluso me duele más recordar tus abrazos que no puedo tener ya. Todo lo anterior hace que no te quiera dejar ir, pero algo me dice que esto es lo mejor para mí, no sé si lo sea para ti. Y en este tiempo que tú pediste, he sentido cómo mi corazón se aleja a pasos grandes de tu persona, parece que no se resigna a perderte, pero cada vez se siente más lejos el amor que solía tenerte.

2

No sé si es costumbre, sentimiento de nostalgia o el amor que solía existir entre los dos, pero no puedo continuar con alguien que duda de quererme. Perdóname por ser tan dramática, por siempre pedir más, por no conformarme con lo que podías o querías darme, pero no quiero sentirme así. Quiero ser amada con locura, sin dudas, sin miedos, y sin recreos.

Tú me pediste tiempo para entenderte, a mi sólo vino a confundirme y generó cierto vacío respecto a nosotros. Un nosotros que cada vez siento menos propio y más lejano.

No quiero pedirte que te quedes, de eso ya tuve suficiente, y en algún momento de esto extravié mi dignidad, me sentí humillada y perdida. Es por eso que aunque duela, hoy quiero pedirte que sea lo que sea que sientas ya no vuelvas. No vuelvas porque tuviste tu oportunidad y no la supiste aprovechar, no vuelvas a intentar reconstruir lo que tú rompiste. Y es que en 10 días lograste lo que en cinco meses de peleas no pudiste: alejarme de ti.

PD: Si quieres mis consejos, ama a la siguiente chica como si no existiera mañana. Bésala como si fuera la ultima vez y abrázala como si fuera lo más valioso de este planeta. Llénala de detalles, de mensajes de buenos días, de buenas noches, de te quiero. No intentes entenderla, eso es imposible, sólo quédate a su lado y abrázala. Aprende que con un beso puedes terminar muchas peleas y que un te amo nunca esta de más. Pero sobretodo aprende a quererla aun y cuando ni siquiera ella comprenda lo que quiere.

Artículo por Yazmín Pérez Nieto Chica enamorada de la vida, amante de la comida, los buenos libros, las historias de amor y estudiante de arquitectura.



     Compartir         Compartir