No me gusta esa manera tuya de culparte por el pasado, esa carga enorme que llevas sobre tus hombros no es otra cosa que el hecho de no poderte perdonar por aquellos fracasos, o aquellas malas decisiones que has tomado, no vine a tu lado con la intención de juzgarte, vine más bien con la intención de acompañarte, de hacer un punto y aparte entre lo que has vivido y lo que hemos de vivir, si quieres compartirme tu dolor puedes hacerlo, pero que sea con la intención de sacarlo todo y dejarlo ir.

Yo también me he equivocado y hay cosas que prefiero no volver a comentar, para no traer de nuevo su efecto desagradable y hacerme pasar un mal rato, con aquello que ya no puedo cambiar, que en su momento ya sufrí demasiado y que me costó mucho poderme perdonar, quiero brindarte mi apoyo, pero sobre todo quiero que juntos escribamos una nueva historia, que conservemos solo los mejores recuerdos, te invito a un viaje en el que llevaremos ligero el equipaje, te invito a comenzar de cero.

Cada persona es un mundo y al juntar dos mundos nace uno nuevo, lleno de posibilidades, de incógnitas, de lugares desconocidos para explorar, lleno de oportunidades y retos, es eso lo que quiero contigo, eso es lo que quiero que compartamos juntos, deja de mirar tanto el pasado, nada nuevo te podrá enseñar, mira hacia el frente y sonríe, tenemos todo para volver a empezar.

Me gustaría poder entregarte todo el amor que tengo para ti, pero primero es necesario que dejes todo salir, que pases página, no quiero que me pongas junto a aquello que ahora te mortifica, no quiero ser un recuerdo más en tu baúl secreto, donde guardas las penas y los remordimientos, no quiero pasar a ser una foto colgada en la pared, un puñado de cartas y mensajes guardados en el móvil, quiero ser algo vivo, alguien que puede captar toda tu atención, quiero despertar todos tus sentidos y que haya momentos en que solo seas para mí, que no pienses en nada más que en mí, que no sientas nada que no sea yo, que mi nombre se escape de tus labios por la noche cuando has sido raptado por tus sueños, quiero ser tan tuya como tú eres para mí.

No me importa nada de lo que hayas dejado en tu pasado, solo déjalo ahí, no te exijo que olvides, solo que dejes de traer a tu mente de manera consiente esos recuerdos con el capricho de sentir dolor y castigarte, tu pasado no me interesa, solo quiero saber si en el presente y tu futuro habrá un espacio especial para mí.

 

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir