Ya no sé ni que hago aquí, escuchando las promesas que no estás dispuesto a cumplir, convenciéndome a mí misma de esa mentiras que se te hace tan fácil decir sigo aquí como una tonta aferrándome a ti, a los restos de un amor que nunca me ha pertenecido a mí.

No sé cómo te atreves a besarme así, sabiendo que tus besos me desarman, me vuelven débil susceptible a ti.

Lo cierto es que ya no quiero estar así, me cansé de tu cruel juego, de tenerte  a ratos, de que no seas solo para mí.

Sé  muy bien que para ti se convirtió en una situación conveniente, darme las migajas de tu amor, que a final de cuentas terminaron perdiéndome, hicieron que me olvidara de mí,

dejame

Mírame ahora, tan perdida, sin nada, tan triste e infeliz, descubriendo que aposte mi amor, jugué el todo por ti y aun así sigues exigiendo más de mí, exiges todo para ti, sin amor a cambio, no sé cómo te atreves a tratarme así.

Tarde me di cuenta de tu egoísmo, deje que marcaras las pautas de un trato que solo te beneficiaba a ti.

 

Pero nunca es tarde para empezar de nuevo,  este es momento perfecto para aceptar mis errores, mirarme al espejo, de recomenzar sin ti.

 

Por favor, te lo ruego, ya no quiero ser parte de tus enredos, de tus falsas palabras.

En memoria de los buenos tiempos y con afán de rescatar el recuerdo de los primeros besos, déjame ir, libérame de esto, no me busques más y solo déjame ir.

Si hay un poco de conciencia en ti, quizá una pizca de cariño, deja tu egoísmo de lado, piensa un poquito en mí, déjame que cure mis heridas, déjame recuperar la fuerza que perdí.

thinking

Te juro que ya no puedo más, que necesito un tiempo para restaurar mi fe, para recuperar mi seguridad… déjame seguir mi camino y no me pidas que mire para atrás

Déjame ir, no me pretendo quedar, esta vez estoy dispuesta a luchar por mi felicidad.

Escrito por:    Señorita Libélula.

 



     Compartir         Compartir