Yo sé que es más fácil culpar a alguien más, que hacerse cargo de las cosas que cada quien hacemos, lo entiendo, pero lo que no puedo entender es que me quieras culpar por haberme dejado de amar. Yo no decido lo que puedes sentir y lo que no.

No me culpes de no hacer que estuvieras al pendiente de mí, que todos los días me saludaras y que esas pequeñas muestras de interés fortalecieran el amor que siento por ti. Tú solo debiste ocuparte de eso, no es mi responsabilidad recordarte que me puedes saludar.

No me culpes de todos los días que llegaste tarde a nuestras citas y que enfadada de siempre tener que esperar en ocasiones me fuera, debiste ser más cumplido.

No me culpes porque me has dejado de amar, los sentimientos que tú tengas son cuestiones muy personales y yo no puedo influir en ellas. Yo hice lo que en mis manos estuvo, para cumplir con la parte que me correspondía.

Yo también te dejé de amar, porque mientras di todo lo que pude dar, me quedé con las manos vacías esperando que pudieras devolver un poco de lo que tú recibías.

No quieras culparme por no poner guías a tus pasos para que tú ya supieras por donde debías de ir, porque pude haberlo hecho, pero qué chiste tiene una relación que es llevada y dirigida por uno solo. Tal vez y sólo tal vez, me culpo a mí misma por soportar todo el tiempo que esperé, que esperé sentada en mi casa a que fueras a verme, que esperé con los labios palpitantes un beso tuyo, que esperé a que algún día me respondieras mis -Te amo-

zuyoUoZ4

El tiempo pasó y ambos nos cansamos, ahora que has valorado el privilegio de estar acompañado por alguien que en verdad te quiere, has vuelto y en tu desesperación intentas hacerme sentir culpable de tus fallos, pero con eso no lograrás que yo vuelva a tu lado.



     Compartir         Compartir