No entiendo con precisión en que momento se te ocurrió decirme que era mejor que ella, creíste que sería una especie de alago pero te fallo la intención. Cómo crees que me voy a sentir bien por darme  cuenta que me has comparado con alguien más, cómo se te ocurrió pensar en decirme semejante aberración.

No tienes porque compararme con alguien más, no importa que pienses que soy mejor, la cuestión es que debes de darme mi lugar y respetar esa posición, porque en ningún momento yo te he comparado con alguno de mis ex.

Yo soy exactamente como quiero ser, no pertenezco a un grupo social que me haga encajar y tú me robas mi esfuerzo diciendo con orgullo que tal vez yo no te vaya a herir como ella lo hizo, porque te has dado cuenta de nuestras diferencias. Tal vez yo no tenga la intención de herirte, pero tampoco tengo la intención de soportar ese tipo de actitudes.

Obviamente no me parezco a ella, porque de ser así, ya me hubiera ido sólo por habérmelo dicho, no soy como ella, porque de ser así estaría buscando una venganza que te hiciera verte mal y no pretendo que me pongas en su lugar. Al dejarla significa que buscas un nuevo comienzo, eso quiere decir que ni siquiera deberías pensar en ella.

No te decepciones si no te quiero a su forma, acóplate a mi manera y si no te gusta dime adiós y regresa con ella. La has dejado porque algo no te pareció o no te gusto, no tengas la intención de que yo imite su forma de amar, porque en todo caso sólo me estarías desaprovechando. Ni siquiera pierdas el tiempo hablándome de tus recuerdos a su lado, para mí todos esos recuerdos no deberían de seguir existiendo.

Busca un nuevo inicio conmigo y si algo no te parece entonces vuelve a lo mismo de siempre.



     Compartir         Compartir