En realidad algunas personas deseamos encontrar por lo menos alguna vez en la vida a alguien que nos motive, que nos regale estados de felicidad constantemente, que nos escuche, que nos brinde paz. Si, esa persona con la que podamos caminar de la mano y sobrepasar cualquier obstáculo, amar y ser correspondido de la misma manera o mucho más, pero así como hay personas que creen que eso solo sucede una vez en la vida, existen personas que creemos que existe una segunda u otras oportunidades para llegar nuevamente a ese estado de plenitud.

La verdad yo era de ese tipo de personas que mencioné al principio. He de confesar que me he enamorado varias veces. He sentido en mi esa sensación de esperar un mensaje, la inquietud de elegir el atuendo perfecto para una cita, el nerviosismo de si me veo realmente agradable para cuando ese chico me vea;  todo eso lo he vivido.

asds

Sin embargo, todo eso se vuelve tan poco significativo cuando crees encontrar a la persona indicada; esa que has estado esperando y que te has idealizado desde años atrás, esa a la cual deseas amar, esa que no te importa salir hasta en pijama o si tu labial no está perfecto, porque la manera en que te mira te hace sentir realmente hermosa y finalmente lo más importante es su compañía.

Pensaba que ese momento llegaría una sola vez en la vida, pero gracias a ti, hoy sé que no es así.

Tiempo atrás, creí haber encontrado esa persona, si, esa persona que obviamente me ha motivado a redactar estas líneas. Creí en esa persona como no lo había hecho con mis anteriores relaciones, entregué lo mejor de mí, me esforcé por complacerlo, porque se sintiera feliz conmigo. ¿Por qué eso nos ha de pasar a todos? que cuando no queremos perder algo o a alguien  hacemos todo para mantenerlo a nuestro lado, aun dejando a un lado nuestros propios pensamientos, gustos, sueños, anhelos e inclusive nuestra forma autentica de ser.

Dicen que amar es aceptar a la otra persona tal y como es y que ésta también te acepte a ti. Cuando estuve con él siempre fui yo tal cual y como era, o eso creía yo, hasta que me di cuenta que  había momentos en los que escondía una emoción, un sentimiento, me cohibía a veces de decir algo o sentía temor a que no le agradara alguna acción o comentario mío.

dcswewd

Sé que tuve mis errores pero quien te ama lucha con ellos, más no un día cualquiera llega y te dice ¡levántate, tú sola puedes, algún día me lo agradecerás! Y si, hoy te lo agradezco porque sé que antes de amarte a ti debí haberme amado a mí primero y nunca debí omitir gestos, palabras o acciones para agradarte a ti.

Creí por tanto tiempo después de nuestra ruptura que algún día en algún lugar nos volveríamos a encontrar e íbamos a ser felices; lo creí porque nuestra relación fue difícil, fue prohibida, aunque no he de negar que fuiste una gran persona conmigo, que me escuchaste por largas  horas en la madrugada, que me apoyabas, pero ni eso ni mi amor fueron suficientes para que te quedaras.

Y sin embargo, ahí seguí yo a tu lado soportando tu rechazo, probándome a mí misma cuanto más podría soportar, ahí estaba  yo luchando ante todos y todo lo que se interponía, porque aunque tú sí, yo nunca dejé de luchar por ti y esperaba lo mismo de ti hasta que me  defraudaste, pero hoy sé que no fue un fraude, fuiste ese mediador para que hoy me convirtiera en lo que soy.

tumblr_ltrc2xI9Xe1qf3zbxo1_500_large

No te miento, me enseñaste mucho pero se te fue el amor y contra eso no se lucha, aunque lo intenté no pude, ya el amor no era sano para ninguno de los dos. Hoy no tengo la esperanza de encontrarte, porque no quisiera vivir mi vida con alguien que no está seguro de sus decisiones, alguien emocionalmente inestable. Merezco a esa persona que me ame tal cual como soy; extrovertida, alegre, esa que se ríe alto sin importar el lugar en donde esté, esa que canta canciones en voz alta, esa que ama viajar, esa que no le da pena nada, la que no le teme a luchar. Merezco a una persona que su mayor temor sea perderme y esa persona… no eres tú.

¡GRACIAS! POR QUE HOY SOY YO MISMA Y SE QUE ALGUIEN EN ALGÚN LUGAR DEL MUNDO QUIERE DESCUBRIRME…

Texto: Andrea Ortiz

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir