Me esfuerzo, me cambio, me peino, me arreglo y pongo mi mejo sonrisa me mantengo firme a cualquier reto, me convierto en el mejor pilar de todos para que puedas apoyarte, no me rindo, me enfrento a los misterios de la vida y te los resuelvo, mastico tus problemas; los hago míos y luego te los hago puré para que ya no tengas de que preocuparte.

Aprendo a volar y te enseño para que podamos escapar, para llevarte a conocer lugares que nunca han visto tus ojos, me vuelvo luz y alumbro tu oscuridad, no importa, yo hago lo que sea para poder llenar el vació que te han dejado, pero prométeme que lo valorarás, que te importara cada cosa que yo haga, no para que lo agradezcas y devuelvas sólo lo valores…

Pero no, no te das cuenta. Que más da, termino por no ser quien quieres que sea, no logro acertar me detengo a pensar…

No tengo porque darte gusto, lo descubrí a penas me detuve a pensar y entre murmureos maldigo al amor porque te idiotiza y ni siquiera puedes pensar con claridad, ni siquiera logras saber de lo que estás hablando, mírame queriendo ser la mejor mujer de todas, en una mujer perfecta y ¿Para qué? Cómo he perdido el tiempo, que ingenua he sido, sea como sea nunca te voy a dar gusto, porque así eres tú… Siempre tan inconforme.

B28

Por lo menos obtengo un beneficio, el de darme cuenta que puedo ser tantas cosas, no sólo eso también hacer, puedo hacer lo que me proponga y tuve que encontrarme contigo para darme cuenta, tuve que ofrecer mi corazón para lograr conocer mis cualidades, que sacrificio el mio, debería de valer la pena, haré lo mejor que pueda para sacar el provecho que pueda de mis propias capacidades y a ti…¿Qué te queda?



     Compartir         Compartir