Tal vez seas uno de esos niños bonitos que todo pueden arreglar con las herramientas que tengan en la mano o bajo la manga, pero las personas como yo, que viven como Dios les da a entender, que viven día a día con lo que pueden y como pueden; no tenemos las herramientas que quisiéramos bajo la manga, pero hoy yo te enseño como es que se sortea la vida cuando no se tienen nada, veras que no necesitas nada más que un buen par de piernas… para lo que quieras. No me avergüenzo de aceptar que me gustas y que para mí hoy ya no hay nadie más, puedo decir a toda voz que este niño bonito por fin se vuelve a este lugar oscuro.

Hoy ya no habrá miedos, si te vas o me voy, si te vienes o me vengo, ya no hay razón para las preocupaciones, no hay dinero de por medio sólo este par de acciones que aunque no quieras siembran un acuerdo. Sin dudarlo esta vez había sido la mejor estrella alcanzada con tan sólo levantar el brazo al cielo, pero lo aprendido es poderoso, ahora eres un as en el arte del enamoramiento, caigo en tu trampa y ahora comienzo a ser cazada. 

No me sonrojo si digo que yo quiero, no hay necesidad que deba avergonzar, no tengo razones para negar que hoy has vuelto a nacer, renaces en este lado malvado que aferra al poder, que te vuelve corrupto, que te hace detestable y a la vez tan codiciable. Eres lo que siempre has sido pero no sabías pues las vendas pueden tapar bien sin importar la tela, aprendes de la maestra y me dejas ver como es que se debe de hacer. No hay nada que hoy podamos negar o rechazar, no importa que tan bien te haya ido lo que importa es lo bien que pueda irte. 

Ahora has aprendido como todo un hombre que no hace falta responder a las necesidades sociales, que no importa el estatus, que a nadie le importa tu estúpida imagen de niño que bueno porque en la vida moderna lo único que importa es un hombre que sea bueno para sólo una cosa, ahora por fin aprender que si importar como te veas cuando tienes la necesidad se debe de conseguir lo que se quiere.



     Compartir         Compartir