La verdad es que se nos da mucho eso de idealizar, cuando entramos en un trabajo nuevo, lo idealizamos trabajo y personas se suben en un pequeño pedestal, y lo mismo pasa con nuevas amistades i sobre todo, con las relaciones sentimentales.

Cuando empezamos a andar con alguien, de inmediato llega la idealización del nuevo amor perfecto, hacer eso, nos lleva a ignorar aspectos poco positivos, por no decir defectos, en el otro, lo que a la larga nos hace estamparnos de frete con una dolorosa realidad que cala hasta los huesos y fracciona el alma. En otras palabras, idealizar nos lleva a vivir en un sueño ideal que tarde o temprano es desvanecido por la dolorosa realidad.

kiss

Es común que después de una desilusión amorosa, nos cause urticaria todo lo relacionado con el amor, digamos que son falacias, que eso del amor lo invento un soñador que vivió encerrado en un calabozo y que jamás supo lo que era amar. Sin embargo, los dos extremos son dañinos, el vivir en una realidad inventada, y el creer que el amor no existe, es erróneo, al idealizar, te enamoras de un ficticio, y al evitar, te niegas la oportunidad de volver a sonreír por amor.

Lo ideal es, mirar, y analizar cada situación, no pasar por alto las cosas que no  nos agraden del todo en la relación, aprender de cada “defecto” detectado, los hará creer como pareja y de esa manera podrán evitar en mayor grado las fuertes desilusiones. Grandes decepciones desaparecen con pequeñas y certeras verdades dichas y vistas justo a tiempo.

Cuando estamos aprendiendo a no idealizar, podemos pensar que el amor no existe, que es un broma del destino, pues nadie es como tu quisieras, en todos hay algo que no te gusta, pero claro que existe, y estas consiente que las personas y sus sentimientos no son de LEGO, no puedes armarlos a tu antojo, el truco está en mirar, aprender, hablar, y vivir conforme con lo que se tiene y con lo que se está construyendo.

Deja de mostrar una cara que no eres, eso también confunde, y al momento de que te cansas de poner esa careta que no es tuya, es cuando viene la decepción, deja de querer ser perfecto para tener el agrado de alguien más, la perfección es utópica, deja de querer agradar a quien quieres, el amor es algo raro que se enamora más de los defectos naturales, que de las virtudes falsas que decepcionan.

Cuando idealizas, más temprano que tarde todo se cae, y levantar las ruinas duele…

 

hand

La realidad sabe diferente, concéntrate en ver el amor en donde antes no sabías que existía, respétate, deja que tu corazón abra tu mente, descubre nuevas sensaciones y nutre cada día con nuevas experiencias, solo así, harás real la ilusión de amar de verdad.

Solo serás feliz cuando vivas con los pies en la tierra, sabrás que estas enamorado cuando no puedas vivir sin esos defectos que te hacen chispas los nervios.

Cuando deje de idealizar, por fin sabrás como se debe amar.

 



     Compartir         Compartir