Desde que te conocí… desde la primera vez en que te vi supe que serías una persona muy importante en mi vida, que serias alguien con quien podría confiar y alguien que tomaría una parte de mi vida sin el temor de entregársela. Gracias por aparecer en mi vida porque sé que en el mundo no existe ni existirá otra persona quien pueda tomar tu lugar en mi corazón. Tú eres especial y sé que eres único en mi vida.

Hace mucho tiempo que decidí entregarte una parte de mi corazón porque él te eligió y ahora que estás tan cerca de mí puedo darme cuanta que no se equivoco al elegirte. Eres una de las personas más importantes de mi vida y alguien a quien sin duda entregaría mi vida para que cuidase. Eres alguien a quien amo demasiado, tanto que sé que no habrá nadie a quien pueda entregarle tanto amor como te lo he entregado a ti. Quiero que sigamos de esta manera, juntos y que nadie nunca jamás pueda separarnos porque eres con la persona que quiero pasar el resto de mi vida, porque eres con la persona que he podido imaginar mi vida a su lado y sé que es buena, sé que sería feliz a tu lado y no abría nadie más quien amaría como lo hago contigo. No habrá nadie que pueda sacar una sonrisa en mi rostro como lo haces tú, porque con tan solo verte la sonrisa vuelve a estar ahí, vuelve a presentarse esa alegría dentro de mi corazón.

Gracias por estar a mi lado y darme una oportunidad de compartir un pedazo de tu vida. Gracias porque me has demostrado que tus palabras son sinceras, porque el amor que me has dado no solo ha sido de labios sino que has sabido demostrarlo con cada uno de tus hechos. Gracias por estar aquí en estos momentos y por pintarme un mundo a tu lado, un mundo que solo tú y yo sabemos construir y sabemos como hacerlo. Gracias por estar aquí y quiero pedirte que nunca te vayas, que nunca me dejes porque no encontraré a otra persona que pueda compararse a ti. Ha pasado muy poco tiempo y ya no sé que sería de mi vida sin que tú no estuvieras a mi lado. Quiero estar contigo a pesar del paso de los años, a pesar de la perdida de nuestras fuerzas. Quiero envejecer a tu lado y demostrarte que eran ciertas todas las veces que te dije que deseaba estar a tu lado. Quiero estar a tu lado y que nunca nadie se atreva a ponerse en medio tener tú y yo porque estoy dispuesta a defender nuestro amor pase lo que pase.

No te vayas porque no sé que haría sin ti y con cada uno de los recuerdos que se han ido guardando en nuestros corazones. No sé que podría hacer sin tus besos, no quiero, no quiero estar nunca más lejos de ti. Nunca te vayas…



     Compartir         Compartir