Nunca  detengas el vuelo de un ave, pues ellas nunca podrán amar al verdugo que las enjaula y las obliga a mantenerse quietas.

Nunca cortes una flor para poder verla mejor, mírala con delicadeza pues es tan frágil que podrá desojarse.

Nunca olvides una promesa porque entonces podrían olvidarte a ti junto con ella.

Nunca manches la pureza de la naturaleza, podrías arriesgarte a nunca volver a apreciar limpia dulzura.

Si no sabes que es lo que debes de hacer cuando el amor invade tu corazón, entonces huye, vete lejos porque nos eras capaz de amar a alguien o por lo menos devolver un poco de lo que sin esperar se te ofrece.

 No eres hombre capaz de agradecer las pequeñeces del amor, desperdicias una buena mujer apenas la vez. Desaprovechas que hay buenas almas esperando encontrarse con una como la tuya. Lastimas a tu paso y cual huracán dejas un terrible caos; relación tras relación.

Des pues aún tienes la osadía de decir que no hay mujeres buenas, que aprovechen un hombre que ofrece cuanto hay en su corazón.

Debes recordar que fueron muchas las veces que lastimaste, que rompiste corazones en dos, que partiste el amala de demasiadas buenas mujeres, hoy que cambiaste y pretendes encontrar a alguien que para ti valga la pena; no te quejes.

mujer-preocupada-desamor

No digas que no hay buenas personas, que las mujeres que aman y que esperan solamente más amor en cambio ya no existen.

Recuerda que todas esa mujeres que en su momento fueron buenas opciones para ti, hoy que las buscan, ya no lo son más porque siempre los hombres como tú las lastimaron.



     Compartir         Compartir