Porque no es lo mismo nombrarlo “ex novio” a solo  llamarlo “ex”

Para poder llamarlo “ex-novio” es  necesario haber cumplido con los procedimientos típicos, de darle seriedad y título a la relación, pronunciar con frecuencia los te amo, aunque  al final las cosas salieron mal y terminaron.

novio

Pero entonces, ¿cómo le llamamos a aquellos que no llegaron a obtener el título? , ¿A aquellos chicos que no sobrevivieron a la segunda cita, o que se quedaron en los besos esporádicos, o aquel que no pasó de ser solo un buen tipo, o quizá una aventura ocasional?

A ellos solo les corresponder esta corta palabra de apenas dos letras, a ellos los llamaremos “Ex “

Lo cierto es que las  nuevas generaciones se niegan a intimar, a comprometerse, son de la idea de disfrutar el momento y nada más, no se enamoran a la primera, pero las relaciones íntimas y el sexo ocasional, se vuelven comunes, así sin compromiso, ni ataduras, ni nada.

Para muchos de ellos, este tipo de relaciones, no tienen porque llevar un título, pero a final de cuentas, aunque sea por un corto tiempo y sin ningún motivo para permanecer juntos, se crea un nexo en donde además de cuerpo, se comparten muchas cosas más. Algunas personas, especialmente los de diferentes generaciones, no creen que estas experiencias cuenten como “relaciones”, pero con intimar, me  refiero a la interacción que se genera cuerpo a cuerpo, y el preámbulo que los lleva a tal lugar. Es posible llegar a conocerlo más que los demás, compartir pensamientos, conocer sus gestos cotidianos y en la intimidad

novia

En tiempos modernos, la filosofía es

“disfruta la vida, disfruta el momento”

Lo encuentro atractivo si lo miramos con el fundamento de que es mejor hacer el amor y no la guerra, de regalarnos momentos, de  regalarnos risas.

 

Todo en su punto exacto, todo con sensatez y con medida.

 

 

 



     Compartir         Compartir