Quizá se termino la definición de amor. Quizá el mantener una relación se ha convertido solo en un juego, en calarle si conviene amar a la otra persona o no conviene. Lo que sabemos es que por las calles se encuentran miles de personas a quienes les gusta tocar al corazón de un montón de personas más para enamorarlas sin ninguna razón, con solo beneficio para ellos pero jamás pensando en la otra persona.

Si tú no conociste a esa persona con amor en el corazón no vale la pena que produzcas en el corazón de esa persona un amor que no serás capaz de colocar en tu propio corazón. No ilusiones a esa persona si no estarás dispuesto a entregar lo mejor de ti por ella, si no estarás ahí para ella cada vez que te necesite e incluso cuando no lo haga. No enamores a esa persona si tú no lo estás o no piensas que llegará a convertirse en amor verdadero lo que sientas por ella. No la ilusiones pretendiendo quebrar su corazón en cualquier oportunidad, no lo hagas porque alguien puede hacerte lo mismo cuando menos te des cuenta. No seas un cobarde enamorando a diferentes personas tratando de levantar tu ego y rompiendo corazones en cualquier lugar.

Si no estarás dispuesto a entregarle amor entonces tampoco se lo robes. No le robes sus días, su tiempo, sus momentos preferidos, sus sueños e ilusiones; no le robes todas esas cosas que quizá lleva reservando por un tiempo para el amor de su vida. Deja que siga creyendo en el amor y no le arranques la oportunidad de ser verdaderamente amada, sino que mejor entrégate a esa persona que de verdad piensas amar, que de verdad piensas entregarle tu corazón antes de pedir el suyo. Ama a esa persona que estará a tu lado para siempre y no busques robarle el amor a mil personas que solo pasarán un momento contigo porque es mejor entregarle tu corazón a una sola persona con la que puedas convivir y pasar los mejores momentos de tu vida que quitarle el amor y las ilusiones a muchas personas con las que jamás guardarás momentos especiales y con las que solamente perderás tu vida.

No vale la pena quitar el amor con mentiras y ver sufrir a una persona ajena a ti, ajena a tu corazón y ajena a tu mente. No vale la pena perder una vida dañando corazones sin darte la oportunidad de entregarle un verdadero amor a tu corazón, un amor que te llena de sensaciones mágicas y que jamás se compararán con la sensación que te producirá el romper corazones.

Piensa bien el mantener una relación con una persona porque las relaciones amorosas son para entregar amor y un amor verdadero. No sigas por el camino del engaño y lastimando a personas que son inocentes, que tienen la oportunidad de conseguir a una persona que las ame de verdad; no les quites su tiempo ni tú pierdas el tuyo.



     Compartir         Compartir