Por años se han escuchado esos finales felices en los cuentos de hadas. Esos finales donde la princesa es rescatada y amada por ese apuesto y perfecto hombre quién es el príncipe azul. Esos cuentos que pintan una historia feliz, dónde no hay problemas, y al final siempre se consigue una felicidad por siempre. ¿Pero en realidad toda mujer espera un príncipe azul en sus vidas?

Yo no estoy en busca de un príncipe, sino que estoy en busca de un hombre de verdad. Un hombre que no me enamore con un beso ni con una melodía, sino que me enamore cada día con detalles, con hechos y no solo con caricias. Que me valore como mujer fuerte y capaz de ser independiente.  Quiero un hombre que no solo me llene de lujos y regalos, sino que siempre este ahí a mi lado, que estreche mi mano cada vez que mi corazón quiera consuelo y que este ahí para protegerme de cada una de mis pesadillas.  No quiero un príncipe que viva feliz a mi lado por una eternidad, sino que quiero a un hombre que sea capaz de enfrentar cualquier tipo de problema, que sepa pasar por adversidades a mi lado, pero sobretodo que su amor sea fuerte y genuino hacía mí. Quiero a un hombre que le pueda ser suficiente, que al tenerme a mí ya no quiera buscar a nadie más. Quiero un hombre de carne y hueso,  quiero un hombre que no alimente mis ilusiones sino que sea él quien haga realidad todos mis sueños. Quiero un hombre que cometa errores y sepa aprender de ellos para no volver a cometerlos. Que cada vez que él me vea, me vea con los mismos ojos por siempre. No quiero un hombre que construya un castillo para mí y que su ausencia sea más grande, quiero un hombre con el que pueda compartir las cosas importantes de mi vida y que él este dispuesto a escucharme. Quiero contarle mis sueños, mis planes y hasta mis fracasos. Quiero que él me ayude a construir caminos y vaya a mi lado al caminar. Quiero un hombre que tenga cosas por enseñarme y que este dispuesto a compartir sus triunfos, sus ideas, sus fracasos, su vida. Quiero encontrar a ese hombre que le de valor a la verdad y sea enemigo de la mentira. Quiero un hombre que este dispuesto a entregar lo mejor de sí por nuestro amor, a pesar de que nuestro amor no sea como el de un cuento de hadas, a pesar de que no exista la felicidad por siempre. Quiero a ese hombre que este orgulloso por lo que es y luche por lo que quiere.

Creo que las mujeres no estamos buscando una cara linda y/o un caballero con armadura que pueda rescatarnos, creo que las mujeres lo que estamos buscando es un hombre que pueda ser él mismo y que pueda mostrar un verdadero amor a pesar de todo. Creo que las mujeres no creemos en un final feliz, sino que creemos en encontrar el amor verdadero. Buscamos un hombre que no solo sea cariñoso sino también comprensivo y que sepa amarnos con un amor que vaya más allá de un mito, que vaya más allá de un simple cuento y un final feliz.

 



     Compartir         Compartir