No busques una relación perfecta concéntrate más por la cosas que en verdad valen la pena, tantas cosas por las que puedes preocuparte, por las que puedes esforzarte mejor, y decides darlo todo por las cosas más banales y sin importancia. Observa con atención y date cuenta como es que las cosas que menos sirven son las que más complejidad alcanzan, mientras las que más valen la pena son aquellas por las que muchas veces ni nos preocupamos.

Busca una relación sana, una de esas en las que logras ser uno mismo, sin orgullos, sin fricciones y peleas. Los descontentos son donde sea, no hay amor en el que no discutas, en el que no discutas pero si hay esos en los que logres encontrar una solución, en los que perdones errores; esos son los que valen la pena, esos son los que cuestan.

No te dejes llevar por la influencias de un mundo que sólo ve por estar en una misma sintonía tan material, tan tristemente superficial, ¿Para qué quieres tener el novio más atractivo? A veces la superficialidad te envenena al punto de no importarte nadie más y haces cosas horribles sólo por tu deseo de ser especial, de ser original y sentirte única.

2982665165_1_5_b9ltD0jz

No esperes tener la vida perfecta que imaginas si no te esfuerzas por buscar aquello que quieres, las cosas muchas veces no llegan solas, todo tiene un costo que a merita algún tipo de sacrificio, sal y busca las cosas que quieres para tu vida, has acciones que te hagan merecedora de lo que exiges, ofrece de la misma forma en la que esperas. No limites tus acciones a la sencillez, esfuérzate hasta agotar y al final disfruta de las recompensas que te da la vida por intentar o lograr ser una buena persona, no importa que eso sea a ratos, no siempre se puede andar sin tropezar.



     Compartir         Compartir