Si supieras que no necesitas ponerte maquillaje para verte hermosa, sabrías lo bella que eres. No, no necesitas tener el peso de una supermodelo ni las piernas de una actriz de Hollywood. Tus ojos claros y brillantes son la ventana a tu belleza y nadie me va a convencer de lo contrario. Si supieras cómo luce tu boca cuando sonríes, no volverías a dudar de ti misma.

Siéntete orgullosa porque vales mucho, y no necesitas a nadie que te lo diga, pero, por si acaso se te olvida, aquí estoy yo para recordártelo.

Sé que has sufrido mucho por personas que no valoraron lo que eres, que te dañaron por no poder apreciar tu alma. Sé que a veces te sientes tan insegura que haces cosas por complacer a los demás, solamente por el qué dirán. Hoy quiero decirte que no te debe importar la opinión de otros, así que mejor concéntrate en lo positivo, en las cosas buenas que tienes en tu vida, en aquello que te hace feliz y te arranca una sonrisa sincera.

Tú no tienes la culpa de que te hayan herido; no, allá afuera hay gente que no sabe apreciar a una persona valiosa cuando la tiene enfrente. Déjalos, no te desesperes, ya encontrarás a una persona adecuada que te valore realmente y que quiera compartir su vida a tu lado, te lo aseguro.

Seca tus lágrimas y di: ¡ya basta!

Eres una mujer fuerte, bella, inteligente, que se te quede bien grabado en la cabeza. Ya deja atrás tus miedos, tus ansiedades, tus inseguridades, el temor al qué dirán, porque tú sola te estás haciendo daño con ello.

No seas tímida, no te calles lo que sientes. Si amas a alguien, díselo, si algo te está molestando, habla, nunca de los nuncas te guardes nada de lo que quieras expresar.

Sigue siendo un alma noble, así como eres, no cambies. Eres una mujer de buen corazón, que sabe dar su mano al que la requiere y dar un buen abrazo de apoyo a quien más lo necesita.

Trázate metas y cúmplelas, no dejes que nadie te impida realizar tus sueños. Concéntrate, trabaja duro, yo creo en ti y sé que lo vas a lograr más temprano que tarde.

Eres una mujer con muchas cualidades y estoy segura que, allá afuera, hay un hombre esperando encontrar a alguien como tú. Ten paciencia, el amor llegará cuando menos te lo imagines, porque te lo mereces. La vida te debe cosas buenas porque tú eres buena, que no se te olvide.

Por mi parte, yo te quiero, y espero que muy pronto encuentres esa felicidad que tanto anhelas. Gracias por ser tú misma. Gracias por existir. Tú vales mucho, recuérdalo siempre.



     Compartir         Compartir