Estar soltero es más que tener un determinado estado civil. Se trata de una etapa concreta de la vida en la que se disfruta de la plenitud y de la libertad, en la que no se tiene la obligación de buscar a nadie y en la que no se necesita ningún complemento porque uno es su propio complemento. Y ojo: ser soltero no significa necesariamente estar disponible.

El amor es algo muy bello y que definitivamente debe vivirse, pero en su momento, pues no es algo que deba forzarse ni mucho menos que deba iniciarse solamente por miedo a terminar solos. No es prudente hacer de una relación de pareja la fuente de nuestra felicidad, nuestro bienestar y nuestro equilibrio, pues estos factores deben nacer de uno mismo y de nadie más. Si no somos felices en soledad, mucho menos lo podremos ser en compañía de alguien.

1

Es lamentable que en muchas sociedades, incluida por supuesto la nuestra, se considere al soltero como un ser “incompleto”, como un “inacabado”, como alguien a quien le falta algo. Un antiguo profesor de la preparatoria solía decir que quienes no nacen para tener una pareja y formar una familia no le sirven para nada a la sociedad, y se me quedó tan grabado que por mucho tiempo me dediqué a buscar a la pareja ideal sin éxito. No me di cuenta que en realidad necesitaba encontrarme primero a mí misma. Pero hoy comprendo que la soltería no es ningún pecado social, sino una elección tan válida como la de formar pareja, y que no estoy de ninguna manera incompleta ni inacabada por ello.

A manera de ejemplo, una sencilla pero reveladora imagen de la artista mexicana Idalia Candelas, quien realizó una serie de ilustraciones que reflejan la vida de miles de mujeres solteras de México que viven señaladas por la sociedad pero no por ello dejan de ser mujeres plenas y felices con su soltería:

2

Por otro lado, ¿te has fijado cómo ahora el término “single” (soltero) se ha puesto de moda? De pronto hay demasiadas actividades organizadas para solteros, pues muchos vieron un verdadero negocio en el rubro de lo single. Campamentos para solteros, excursiones para solteros, etc. La cuestión es que no se trata de actividades para que uno recree y disfrute su soltería sino para que uno la abandone. ¿No es cierto? Todas las actividades para singles son actividades para buscar pareja. Es más de lo mismo, bajo esto subyace la idea de que estar soltero está mal.

Lo que la sociedad debe saber es que hay solteros que ni buscan ni esperan, solteros que están felices con su soltería, que no les urge tener pareja, ni casarse, ni formar una familia. Solteros que disfrutan de sus pasiones, que explotan sus intereses sin tener que compartirlos necesariamente con alguien. Solteros que no esperan nada y, a la vez, lo esperan todo.

Y tú, ¿eres feliz con tu soltería?

 

Autor intelectual: Sara Tibet



     Compartir         Compartir