No he podido dejar de pensar en ti y en ese momento cuando nuestros cuerpos se unieron en uno solo, cuando me hiciste viajas a las estrellas y conocer el universo entero. Recuerdo el momento y mi piel comienza a necesitarte de nuevo. Comienzo a necesitar tus labios recorriendo mi cuerpo, tus manos acariciando de esa manera tan tierna que solo tu puedes lograr. Necesito de ti.

En ese momento solo quería que el tiempo se detuviera y que me pudiera estar ahí rodeada de tus brazos y poder seguir besándote y conociendo tu cuerpo con mis manos. Al cerrar mis ojos vuelven las imágenes tan reales que logran llevarme a ti de un amanera mágica. No quiero dejar de pensar en ti ni en ese momento en el que me hiciste por fin tuya. En el momento en el que te entregue todo de mí, mi cuerpo y mi alma que se morían de ganas de ti. Con tus caricias lograste saciar la sed de mi cuerpo, lograste cubrir en ese momento todas mis necesidades, no quería nada más, no necesitaba nada más porque lo tenía todo contigo.

A tu lado me haces sentir mujer, me haces sentir lo que nadie había logrado hacer en mí. Me haces necesitarte pero a la vez me sacias. Me haces extrañarte pero a la vez te entregas a mí y sé que te tendré por siempre. Muchas fueron las veces en las que imaginé ese momento, ese momento que sabía que marcaría mi vida y mi cuerpo. Ese momento en que por fin conocería todo de ti, cada detalle de tu cuerpo que ahora esta en mi memoria. Cada parte que no me canso de recorrer en mi cabeza pensando en la perfección de cada centímetro de ti. Cada parte de tu cuerpo sé que fue diseñada para mí, lo siento cada vez que estas tan cerca de mí, tan cerca de mi piel.

Quiero ser tuya por siempre. Quiero pertenecerte solo a ti. Quiero que tomes mi cuerpo, lo hagas tuyo y jamás lo sueltes. Quiero enamorarte cada día y estar siempre ahí para ti. No quiero a nadie más en mi vida, no quiero con nadie compartir mis alegrías, solo contigo porque solo tú me haces sentir amada. Solo contigo he descubierto mundos que no pensé que existían.

Al ver que comienzas a acercar a mí mi corazón comienza a latir con mayor velocidad, comienzo a sentir como mi sangre comienza a caer hasta mis pies porque aún después de todo este tiempo que he estado a tu lado sigo sintiendo los mismos nervios cada ve que te siento tan cerca de mí, sigo estando enamorada de ti y siento dentro de mí que este amor será eterno.

Hagamos un pacto para permanecer siempre juntos. Prometamos que nos amaremos como lo hacemos hasta el momento y que entregaremos siempre lo mejor de nosotros y que a pesar del tiempo, de la edad o la enfermedad podamos disfrutarnos de cualquier manera y en cualquier lugar.



     Compartir         Compartir