Para ser sincera prefiero que te vayas y no intentes mirar atrás, deberías hacerte responsable por las cosas que haces,  darte cuenta que puedes ser tan cruel como quieres, no importa que tus acciones no estén pensadas en lastimar a alguien, me lastimas a mí y parece no importarte. Prefiero que tú seas sincero y te tomen un momento para replantear tus sentimientos, el rumbo que tienes en mente para nuestra relación, no seas uno más del montón y vuélvete parte de esta pareja que te incluye a ti y a mí. No me dejes todo a mí sola.

Mírame a los ojos y mantén firme esa dignidad que te caracteriza, no dejes de ser el hombre que sé que eres, yo lo menos que necesito es un niño que pierde el control de sus sentimientos, no cierres los ojos porque podrías perderte, no te pierdas, concéntrate en ser como eres. Conozco la facilidad de echar del tiempo atrás y hacerte pequeño, no tener control de ninguna de las cosa que te corresponde hacer.

No nos pongamos en papeles cómodos, cada quien que se responsabilice por las cosas que hacemos, sin necesidad de que nos tú me digas en que fallo, o yo te diga a ti, Hay muchas cosas que sólo tú podrías hacer, cosas muy tuyas; llenas de tu esencia y estilo, no puedo ser yo culpable por algo así, ni siquiera lo intentes. En estos momentos lo último que necesito es a un niño que no sabe lo que dice.

Para ser sincera, necesito ese chico lleno de cualidades y con todo y defectos que conocí, a ese del que me enamoré, no me lo cambies por alguien tan extraño; tan ajeno. Normalmente cambiamos pero no busques ser otro, las cosas no van bien, date cuenta. Y si ya te das cuenta, entonces con palabras sencillas, de la manera más simple, dime que es lo que quieres, dime esta vez que es lo que buscas.

 



     Compartir         Compartir