No hay nadie que pueda tomar tu lugar en mi corazón; no hay nadie que pueda aún lograr enamorarme de la misma manera en la que tú lo hiciste. Mi corazón solo te quiere a ti y solo te piensa a ti. No puedo controlar este sentimiento ni puedo dejar de pensar en ti cada vez que me encuentro en compañía de alguien más; no sé como detenerlo… ¿por qué sigues aquí?

Tu cuerpo se fue, pero tu espíritu sigue muy dentro de mí. Pensé que al irte se iría todo lo que siento por ti, todo el amor que llevo aún en el corazón. Pensé que abrir la puerta a otra persona lograría olvidarte, dejar de sentir este amor, dejar de pensar en ti y dejar de llorar por las noches mientras anhelo tu presencia. No sucedió. No sucedió como lo había planeado, aún sigues aquí a pesar de todas las veces que he dejado entrar a alguien más para que trate de arrancarte de mí, pero este amor es aún más fuerte.

Hay dolor a pesar de todo el tiempo que he pasado estando lejos de ti, sigue el dolor porque en mis pensamientos sigues habitando, sigues vagando por mi mente trayendo cada uno de los recuerdos que viví a tu lado y volviendo a lastimar las mismas heridas. No puedo hacer nada; ya lo intenté todo para olvidarte y dejar de sentir ese dolor que me persigue de día y de noche. Eres tú el amor de mi vida y con la única persona con la quiero estar, no existe ni existirá alguien más que pueda llenar el espacio que tú dejaste en mí; nadie me convence, todo es simple y sin sentido estando a su lado. Solo es emoción cada vez que vuelvo abrir esa puerta que pertenece a mi corazón, es una emoción pasajera y vuelvo a encontrarme contigo una vez que ella se fue. No quiero buscar a alguien más para que tome tu lugar, solo te quiero a ti. Pero, tú te has ido porque quizá dentro de ti no había amor hacía a mí; ya no estás aquí y tengo que aceptarlo.

Siempre que pienso en ti busco la manera de olvidarte, de enterrarte y no volverte a ver cerca de mí. No quiero seguir haciéndome daño sabiendo que fuiste tú el que te alejaste de mí demostrando lo poco que te importo. Es muy difícil tratar de seguir saliendo con otras personas y seguir sintiendo todo este amor por ti. Nunca nadie me había hecho sentir todo lo que tú has logrado hacer en mí. Nunca te mentí cada vez que te decía que te ama y que losaría por una eternidad, de hecho, nunca pensé que mis palabras fueran tan ciertas, nunca pensé que te amaría por siempre y que yo no podría hacer nada para evitarlo. Pero a pesar de todo esto seguiré tratando olvidarte y dejar abiertas las puertas de mi corazón con la esperanza de que llegara alguien que logrará sacarte de mi corazón y mi mente.

 

 



     Compartir         Compartir