Llevo ya mucho tiempo de conocerte, no es como si pudieras venir a contarme qué clase de persona eres, o acaso ya te has olvidado de todas las veces que salimos, de cómo eras conmigo antes de ser novios, de todas las ocupaciones que teníamos en el pasado, de lo complicado que era en ocasiones podernos ver, y a pesar de todo siempre había un momento por más corto que este fuera para podernos dedicar, las cosas no cambian, nosotros somos los que lo hacemos.

Me dices que es normal que con el tiempo las relaciones se vayan “enfriando”, pero dime una cosa: ¿Por qué ha de ser normal que poco a poco nos dejemos de amar?, porque es eso a lo que te refieres ¿no es así?, que poco a poco lo que sientes por mi va decreciendo, y que va a llegar un momento en el que ya no me quieras más, o en el que yo sea igual de importante o menos que una persona a la que acabas de conocer, entonces ¿estamos destinados a ser separados por el tiempo?, entonces ¿qué caso tiene continuar con esta relación si lo único que le espera es degradarse en el paso de los días hasta convertirse en nada?, y porque eres el único al que el tiempo le afecta, porque de mi parte puedo decirte que yo no te he dejado de querer, incluso puedo decir que cada día te amo más y esa ausencia cada vez más prolongada de tu parte me consume en las flamas de la tristeza.

¿Era esto lo que te imaginabas como nuestro futuro cuando comenzamos a salir?, ¿crees que es justo estar con alguien a quien realmente no amas, que cada día te importa menos, a quien el tiempo te dictará en qué momento le has dejado de amar?, ¿crees que es justo para mi ser la única enamorada?, creo que en estos momentos es justo preguntarme si en algún momento me amaste de verdad y si lo hiciste entonces dime que he hecho para aniquilar ese amor, porque ese cuento del tiempo a mi simplemente no me convence, porque como dije antes el tiempo no ha hecho estragos en lo que yo siento por ti, de hecho, creo que mientras más tiempo compartimos juntos te fuiste convirtiendo en alguien más importante para mí.

Y es que en realidad no se trata de tiempo esta conversación, se trata de “importancia”, se trata de prioridades, y veo tristemente que he dejado de ser impórtate para ti, al mismo tiempo tus prioridades han cambiado de tal manera que me has asignado solo el tiempo “que te sobra”, cuando anteriormente hacías espacio entre todo lo que tenías que hacer, ahora me relegas hasta que no haya ni una sola cosa más.

No estoy pidiendo que seas lo que nunca fuiste, solo que seas igual que cuando me enamoraste, porque igual de injusto es que yo te exija que me trates mejor, como el tú quieras ofrecerme menos, y si definitivamente no eres capaz de ser como antes, entonces he tomado la decisión de dejarte el camino libre, para que puedas estar con alguien que sea capaz de mover tu universo, no es justo para ti estar con alguien que no te importa y tampoco es justo para mi acompañar a alguien a quien no le importo, para quien soy su última prioridad.

Autor: Sunky

 



     Compartir         Compartir