Gracias, muchas gracias por llegara  mi vida, por entrometerte en ella y convertirte en una de las personas más importantes para mí, porque antes de que tú llegarás a mi vida no me importaba nada, no había nada que me animará a seguir adelante, no había nada ni nadie que me motivará todos los días al despertarme. Pero tú, cuando llegas a mi vida lo cambias todo; cuando llegaste a ella pintaste toda mi vida con colores vivos que me han hecho ver la vida de otra manera y animarme a seguir adelante, seguir pensando en un futuro y poder luchar por seguir caminando sin tener miedo nunca más a enfrentarme a lo que sea porque sé que estarás tu a mi lado. Gracias por demostrarme que estarías conmigo toda mi vida, que estarás apoyándome de cerca y estar ahí para mí sin importar nada. Gracias porque con todo lo  que has hecho por mí, me has quitado el miedo de enfrentarme a la vida, porque ahora sé que no estoy sola y que cada vez que caiga estarás tú para levantarme.

Nunca pensé que me encontraría un ángel en mi camino que me enseñaría que el vivir y este mundo realmente vale la pena aunque yo en el pasado podía darme cuenta, porque las personas y las circunstancias que he tenido que pasar en mi vida comenzaron a cambiar mi mundo, a cambiar la percepción que tenía de esta vida, porque las personas me han desilusionado, porque las cosas que había hecho no me entregaban absolutamente nada. La vida para mí era aburrida y no sabía como llenar todos esos huecos que la vida con los diferentes problemas habían cavado dentro de mí.

Ahora tú llegas y traer luz a mi vida demostrando que aún existe una solución, que aún existe algo que me hará conocer una vida diferente a la que yo pensaba que tendría durante todos los días hasta mi muerte. Ahora contigo a mi lado tengo ganas de luchar contra todo y todos para seguir cumpliendo mis metas porque eres mi fuerza y a la misma vez eres mi debilidad, esa debilidad que sé que me tomará si llegarás a irte de mi lado. Quiero luchar por ti toda mi vida para que nunca te vayas, para que nunca intentes abandonarme, porque sé bueno podría soportar seguir una vida sin ti a mi lado, porque sé que lo único que vale realmente la pena en este mundo, eres tú.

tengo que confesarte que en ocasiones el miedo me toma por algunos instantes, ese miedo que siento de que me dejes, de que te vayas de mi vida y vuelva a ser lo que era antes de que aparecieras en mi vida, pero después llegas de nuevo, me muestras tu cariño y esa sonrisa que tanto me encanta y de nuevo todo mi ser se tranquiliza porque eres tú quien me demuestra que estarás ahí, que estarás en mi camino por siempre empujando y motivándome a seguir adelante demostrando que estarás por siempre a mi lado.



     Compartir         Compartir