El carácter y pensamiento de una mujer cada vez evoluciona más. Ya no somos las sumisas que los hombres ¨adoraban¨, mucho menos el sexo débil como nos llamaban. Somos aguerridas, fuertes y valientes. Ahora demostramos vivir más felices al ser independientes, demostramos que solteras no es igual a disponibles y que no estamos para conformarnos con migajas, que si no nos han querer bien es mejor que nos quieran y asumimos que la libertad, es un estado de felicidad.

Por supuesto que esto para un hombre no es algo fácil de digerir, sin nuestra menor intención, ante un tipo de mujer así, terminan sintiéndose poco hombre e intimidado. Esto terminará por hacer que él quiera minimizar a dicha mujer, que la quiera hacer sentir menos o que la quiera ver por debajo y estos son los tipos de hombre que definitivamente no merecen a una mujer tan completa, una mujer como tú…

large (1)

La sociedad se ha encargado de hacernos creer que debemos ser más dóciles y ¨lindas¨ para gustarles a los hombres. Es decir, nos ha estereotipado como seres que valemos menos que ellos, esto para realzar su ¨hombría¨  y enaltecerlos como fuertes e invencibles. Lo peor de todo es que aun a pesar de que no somos menos y tal vez tampoco somos más (porque existe una equidad), actuamos como si de verdad lo fuéramos, esto tan solo para agradarles, tan solo para ser elegidas por alguien, por no ser señaladas por la estúpida sociedad, ignorando que hagamos bien o hagamos mal nunca le habremos de dar el gusto a nadie y finalmente no estamos para complacer a nadie que no sea a nosotras mismas.

Debemos valorarnos para lograr ser valoradas, ¡no agachemos la cabeza! No somos menos inteligentes, ni menos fuertes, ni menos hábiles, ni menos capaces, no tenemos por qué ser menos libres y menos independientes, porque nacimos IGUALES y con las mismas oportunidades, no creas el ¨menos¨ que han querido sembrarte.

large (14)

Mientras que los hombres optan por jugar el papel de los ¨héroes¨ nosotras debemos aparentar ser las damiselas en apuros que desean ser rescatadas, pero ¿y si no quiero ser rescatada? ¿Y si puedo salir del lío por mí misma? ¿Y si deseo quedarme en el peligro hasta aprender, qué? tal vez por este motivo muchas mujeres continuemos solas, por esa autonomía y poder que no cualquier hombre puede hacer frente.

Por este motivo es que hay mujeres que son demasiado para un hombre. Demasiado libre, demasiado independiente, demasiado autónoma, demasiado fuerte, demasiado valiente y demasiado capaz, en fin… ¡demasiada mujer!

Cuando un hombre decida hacerse sentir menos por nuestras magnificas cualidades, querrá hacernos sentir del mismo modo a nosotras, tan solo para recuperar un poco su autoestima y dignidad. Debemos tener muy presente que nada está mal con nosotras, no somos una especie rara, mucho menos una mala mujer, no debemos agachar la cabeza y siquiera dudar en que si estamos haciendo bien o mal. Es primordial anteponer el amor propio, porque en definitiva nadie hará por nosotras lo que no hagamos nosotras mismas.

large (2)

No hay peor error que quitarle joyas a nuestra corona con el afán de hacerla más ligera para un hombre. Hombre que se ame te amará en verdad. Jamás intentará quitarte valor, todo lo contrario, siempre querrá ayudarte a crecer y te impulsará para volar tan alto como te lo propongas. Hay hombres que definitivamente si aprecian en su esplendor a la mujer y otros que… pierden la luna contando estrellas.

Ésta forma tan machista de actuar no refleja más que inmadurez (tomando en cuenta el siglo actual). Su forma tan egoísta de pensar y actuar, no te deja más que ver que no te ha de merecer. Su inestabilidad emocional e inseguridad te anuncian que debes huir cuanto antes de ahí, no tienes por qué soportar que alguien no valore el ser tan maravilloso que eres, comprende:

A veces…
Tu tan solo serás demasiada mujer.
Demasiado inteligente,
demasiado hermosa,
demasiado fuerte,
demasiado algo.
Que haga que un hombre se sienta menos hombre, 
y esto va a comenzar a hacerte sentir que tienes que ser menos mujer.

El error más grande que puedes cometer 
es remover joyas de tu corona
para hacer fácil que un hombre la lleve.
Cuando esto pase, necesito que entiendas, 
¡no necesitas una corona más chica,
necesitas un hombre con manos más grandes! -Michael E. Reid

Autor: Stepha Salcas



     Compartir         Compartir