Hoy hace 120 días que decidiste partirme en dos, hace 4 meses que te fuiste y aún hay en mi mente miles de pedazos de historia que me recuerdan a ti.

sadgril

Hoy, por ejemplo, recordé ese día que por casualidad me miraste, ese día en que mi rostro se iluminó de manera inconsciente, y así, sin forma alguna de pode detenerlo o de poner alguna resistencia, te metiste en mi, fue ese el principio de una pequeña y rápida historia que he leído más de cien veces, pues aún no entiendo el final.

Después de ese día en que te vi por primera vez, de repente, tu voz endulzo mi interior, tu mirada promovía mis sonrisas y tu mano, siempre erizaba mi piel.

Era tan bello cuando mis ojos coincidían con tu brillante mirada, sin pensarlo, tu sonrisa lograba que mis labios esbozaran esa curva que denota felicidad, era incalculablemente feliz a tu lado.

Mientras pasaba el tiempo, nos dábamos cuenta que ambos, luchábamos por hacer coincidir nuestros tiempos de ocio para comernos con la mirada, para compartirnos de todas las maneras posibles, nos encantaba alejarnos de la gente, hacer un mundo perfecto para dos, caminábamos por algún parque lleno de personas que no percibíamos, solo éramos dos, íbamos al cine, sin importar haber visto tres veces la misma función, compartíamos historias, momentos, compartíamos placenteramente nuestras vidas.

kiss

A veces, cuando de la nada me invaden todos los recuerdos que construiste en mi, siento que me faltan muchos, pues la memoria me falla para recordar con lucidez todo  lo que logramos hacer y vivir en tan poco tiempo, creo que mi interior se está protegiendo de ti, pues ahora que ya no estás, el recordarte me destruye aún más.

Conforme va pasando el tiempo, con cada recuerdo, con cada vivencia, con cada cicatriz, he tratado de sacarte por completo de mi vida, ¿por qué sabes? Tenía una vida antes de ti, al estar contigo la olvidé por completo, me olvide de mis sueños por vivir los tuyos, me olvidé de mis metas, por concentrarme en alentarte para que cumplieras las tuyas, y así, mis sueños y mis metas las terminé dejando hechas bolita debajo de mi cama, en el rincón de  mi cuarto al que jamás visito, las dejé en el mismo lugar en que deposite mi dignidad, pues me desprendí de ella cuando sentí que te perdía, por querer recuperarte, sin darme cuenta que nunca podrías estar conmigo pues en la relación de dos, solo uno amaba y esa era yo.

Aún no logro sacarte por completo de mi mente  y mucho menos de mi vida, pero ya encontré esas cosas que creía perdidas, ya encontré, mis sueños y mis metas, ya encontré mi camino por la vida, el que debí defender siempre, pero perdí el rumbo cuando a ciegas me subí en tu tren que me condujo a la nada.

No te confundas, no estoy reprochándote absolutamente nada, al contrario, estoy agradecida en gran medida contigo y en lo que hiciste de mí y conmigo. Pues si nunca hubieras tomado mi corazón y pisotearlo como lo hiciste, jamás me hubiera dado cuenta de la capacidad que tengo para amar, si nunca hubieras roto mis ilusiones, nunca me hubiera dado cuenta de el gran potencial que tengo, contigo sin ti y a pesar de ti, soy una mujer completa y con hambre de comerse al mundo a puños, contigo a mi lado, jamás habría podido hacer todo lo que estoy haciendo.

freegril

Gracias por romperme de esa manera el corazón, gracias por destrozar mis ilusiones, gracias por hacerme sentir que no valgo un peso, gracias…, porque gracias eso, aprendí una gran lección, ahora sé lo que no quiero y lo que no volveré a tener en mi vida.

Gracias por enseñarme a amar, gracias por mostrarme la capacidad que tengo para dar amor, ese que quizá si te mereces pero no supiste valorar.



     Compartir         Compartir