Existe un pensamiento erroneo entre todas las mujeres. Pensamos que el hombre es el que siempre debe buscarnos en cualquier circunstancias; pensamos que ellos son los responsables de buscarnos y no dejarnos ir a pesar de que nosotras hayamos cometido el error. Una mujer también puede perder al amor de su vida por no dejar el orgullo de un lado y luchar por él.

Mi error fue dejarte ir si intentar mejorar las cosas, sin intentar dejar el orgullo de lado y luchar por ti, luchas por lo nuestro y no dejar que la soberbia me cegará, sin poder darme cuenta que te estaba perdiendo por no ir detrás de ti y recuperarte.

Muchas fueron las veces en las que me hablaste pero solo podía pensar en tus errores y nunca pude darme cuenta de los mías. Solo podía pensar en no aceptar tus disculpas porque pensaba que sabrías que aún te amaba. El orgullo no me permitía poder pedirte perdón por todos los errores que yo también cometí. Muchas fueron las veces que trataste de acercarte a mí pero yo no te lo permitía y preferías tomar tu distancia pensando que en verdad eso era lo que yo quería, lo que yo necesitaba. Pensé que podría mantenerte cerca de mí sin expresar todas esas cosas que estaban dentro de mí, sin sacar mis verdaderos sentimientos demostrarte lo mucho que yo te ama y todo lo que estaba dispuesta hacer por ti. Trataste de ir detrás de mí pero con mi actitud solo te quitaba la seguridad que había en ti. Hice que pensaras que ya no serías capaz de amarme, que me habías fallado y ya no merecías estar a mi lado.

Ahora puedo darme cuenta de todos los errores que cometí al cruzar mis brazos esperando que todo fuera solucionado por ti. Ahora puedo darme cuenta de todas las oportunidades que deje ir.

Ya es muy tarde, te has ido y no eres capaz de mirarme a los ojos. Quedamos de la manera en la que no debíamos quedar. Ahora me doy cuenta que yo tuve la culpa de sufrir uno de los peores dolores que puede sentir el hombre. Aún quiero estar a tu lado pero ya es demasiado tarde porque ahora ya tienes a alguien más a tu lado; tienes a tu lado a una persona que puedes amar sin sentir culpa dentro de ti y yo, simplemente te miro desde lejos sufriendo y sintiendo el alma partida en do por no haber luchado por ti, por no haberte dado la confianza que necesitabas para perdonarte a ti mismo y pedirte perdón por todos los errores que cometí, por todas esas veces en las que te fallé.

Quiero recuperarte pero ahora sé que es imposible porque tienes a alguien a quien amas y debo respetar tus decisiones. Debo respetarla a ella porque ahora tú le perteneces y soy la que me debo quedar sin ti. No tengo el derecho de quitarte tu felicidad y alejar de ti a esa persona que esta dispuesta a entregarse por completo porque hay amor dentro de ella.

Con todo esto comprendí que una mujer también puede luchar por un hombre y hacer hasta lo imposible para no perderlo como yo lo hice contigo.



     Compartir         Compartir