Mereces un amor que te descubra un día que vayas despeinada por la calle, con esos pantalones rotos que te niegas a tirar y la blusa que te gusta usar algunos domingos, y que aún así crea que eres la más bonita.

Mereces un amor que día a día quiera conquistarte y que tema perderte, un amor que con cada pequeña acción te demuestre que eres su mundo, la única chica con quien desea estar.

Mereces un amor que se esmere en prepararte el desayuno y que se sienta feliz porque la noche anterior te llenó de caricias al hacerte el amor.

Mereces un amor que te apapache cuando estés enferma y que sepa entender tu humor cambiante durante esos días difíciles de tu menstruación.

Mereces un amor que te lleve a conocer mil lugares tomada de la mano, besándote y presumiéndote orgulloso con sus amigos.

Mereces un amor que te brinde protección y cuidado, con el que te sientas plenamente segura mientras te rodea con sus brazos.

otra

Mereces un amor que sepa valorar tus emociones: que rías a carcajadas, que cantes y bailes, que a veces derrames lágrimas, que tengas tus momentos de enojo y que nunca quiera cambiarte.

Mereces un amor que entienda la fidelidad igual que tú, que no te hiera ni te haga sentir mal.

Mereces un amor que recorra la vida a tu lado, que te incluya en sus planes a futuro y que se esfuerce para que así sea.

Mereces un amor leal, transparente y sincero, que sepa cuánto vale él mismo como persona y que no quiera enredarse físicamente con nadie más sólo por un momento de pasión que podría lastimarte para siempre.

Mereces un amor que tenga detalles como abrirte la puerta del coche, que te plante un beso en la mano cuando menos lo esperes, que te toque con cariño la nariz cuando te paras de puntitas para acercar tu rostro al suyo.

Mereces un amor que te inspire, que reconozca tus logros (los grandes y los pequeños), que te empuje y te brinde su apoyo cuando algo te salga mal.

Mereces un amor que haya superado su pasado, que sólo se enfoque en su presente y que en él te encuentres tú.

Mereces un amor que extienda tus alas y que haga realidad todo eso que pensabas imposible, con el único deseo de que siempre quieras regresar a su lado cuando acabes de volar.

Mereces un amor como ese, auténtico, extraordinario y mágico.

Autoría : Por Stepha Castro



     Compartir         Compartir