No titubeaste ni un segundo cuando me comunicaste tu decisión de marcharte de mi lado, sabias lo mucho que te amaba y lo cruel que sería para mí tu ausencia. Lo dijiste; pero mis suplicas y lágrimas, no  te detuvieron, mil veces te implore que lo intentaras, pero todas mis palabras, fueron vanas

mendigué

Después de muchos meses de angustia, logré reincorporarme con conciencia, sin arrepentimiento de haberte rogado tanto, pues fue gracias a eso que hoy me convertí en la mujer que soy, esa que se ha vuelto fuerte, que no permite nunca que la menosprecien, esa que ha aprendido a ser feliz y autosuficiente.

Fácil fue para ti, dar por terminado nuestro amor, yo que te adoraba, que soñaba mi vida a tu lado. De pronto me encontré tan sola, sin tus besos, sin tu sonrisa, sin tus abrazos… Una llamada me hubiera bastado para restaurar lo nuestro, pero eso no pasó, me quede con los recuerdos de ese amor que prometía tanto, pero que no supo cumplir lo que afirmo.

  

Fue tan duro darme cuenta que tu habías continuado sin problemas con tu vida, nuevos amigos, nuevas historias, nuevas sonrisas; te mirabas feliz y yo aún me encontraba hundida, tan triste, tan vacía.

Después de un tiempo, como por arte de magia, algo en mi cambio, entendí que el tiempo que desperdiciaba, no podría recuperarlo jamás, decidí secar mis lágrimas y darle vuelta a la página, me canse de pensarte y de extrañarte, supe de inmediato que la decisión de remediarlo la tenía yo.

Me costó mucho volver a tener la confía que tenía antes de ti, no fue fácil recuperar mi sonrisa, pero estando sola comprendí, que no hay mejor amor que ese que sentía por mí y para mí, descubrí que soy una mujer que sueña, a la que le gusta sonreír, me aferre a los buenos momento y después de un tiempo, sane y como persona y mujer crecí.

adiós

No, por supuesto que no me arrepiento por haberte rogado que te quedaras a mi lado, mendigue amor, pero gracias a tu rechazo comprendí, que el amor no debe ser suplicado, que a veces es mejor dejar ir; que el amor real, se da a manos llenas, sin reservas,  no necesita tiempo, ni pensar si en verdad le interesas…

Si alguien no está dispuesto a darlo todo por ti,  te aseguro que es mejor ayudarle a preparar sus maletas, y verlo partir, antes que conformarse con un amor que no quiere estar junto a ti.

Comprendí finalmente, que quien te ama, lo demuestra, da lo mejor de sí, para hacerte feliz.

 



     Compartir         Compartir