Los mantras son sonidos sagrados, estratégicamente diseñados para generar un tipo de vibración en nuestro cuerpo físico y energético que nos permite expandir la conciencia, liberar bloqueos y abrirnos al fluir de la energía cósmica.

Según las tradiciones del yoga y tantra, de donde procede la sabiduría más ancestral acerca de los chakras, estos centros energéticos se corresponden, cada uno, con un sonido, un mantra que les impulsa, les armoniza y les sana. También se establece una conexión entre los chakras y los cinco elementos que designa la tradición del yoga y el Tantra.A estos elementos de les conoce como Bhutas y son: tierra, agua, fuego, aire y espacio. Elementos que actúan en conjunción con los 5 chakras inferiores. El sexto  chakra se asocia con la mente que, se considera, está  más allá o es anterior al estallido que provocó la aparición de los elementos. El séptimo chakra es la consciencia en sí misma, que es anterior  a la mente o la fuente de su manifestación.

Los cinco elementos se alinean y actúan a partir de los 5 chakras primeros y con el bija (semilla) mantra que corresponde a cada uno de ellos. Cada uno de estos cinco elementos lleva asociado un sentido sensorial vinculado a un chakra determinado.

De este modo tenemos:

Primer Chakra:  Su nombre en sánscrito es MuladharaSu elemento es la tierra, el sentido que gobierna, el olfato. Su energía es la de supervivencia.

El  mantra con el que podemos activar y armonizar este chakra es LAM.

Una afirmación para este chakra: Estoy a salvo.

Segundo Chakra :  Swadishthana. Se relaciona con el el agua y con el sentido del gusto. Su energía es la de procreación.

El mantra para este centro es VAM.

Una afirmación para este chakra: Tengo raíces, soy creativo.

Tercer Chakra: Manipura. Su elemento es el fuego y el sentido es la vista. En este centro radica el respeto a nosotros mismos, el amor a mí.

El mantra para el tercer chakra es RAM.

Una afirmación para este chakra: Tengo talento, soy especial y único.

Cuarto Chakra: Anahata. Su elemento es el aire y el sentido que gobierna, el tacto. Es un centro energético fundamental en la época en que vivimos.  Anahata nos permite entrar en la consciencia de cuántacapacidad de amar y ser amados tenemos.  Desde él fluye la energía del amor,  la compasión, la unión con todo lo que se manifiesta en el mundo como energía divina, la armonía, el amor de pareja y de familia, la amistad, el amor hacia nosotros y la conexión con la existencia.

El mantra para el cuarto chakra es  YAM.

Un afirmación para este chakra:  Yo Soy Amor.

Quinto Chakra: Vishuddi. Rige el elemento espacio y el sentido del oído. Chakra vinculado con el sonido, la comunicación. Su  energía se activa con la escritura, el canto, el expresarse con claridad y saber escuchar. La palabra es una de sus herramientas. Vishuddi es muy sensible ante cualquier desequilibrio, por ello debemos prestar especial atención a todo lo que decimos.
El mantra del quinto chakra es HAM.

Una afirmación: Tengo voz, presencia, llego a otros.

Sexto Chakra: Ajnael chakra de la mente,  la percepción, la intuición y la clarividencia. En este chakra reside el poder de la visualización, el poderhacer realidad los pensamientos.

El mantra que le corresponde es OM.

Una afirmación: Conozco el camino.

Séptimo Chakra: Sahasrara. Aquí reside la consciencia, la conexión con nuestra existencia sutil y con el plano divino. Es la puerta de encuentro con Dios, la puerta a la consciencia pura.El mantra para el séptimo chakra es permanecer en el silencio, en la paz del contacto con tu esfera divina, con tu parte espiritual. Si bien puedes antes del silencio prolongar la sílaba OMmmmmmm, manteniendo el sonido de la “m”, hasta dejar que se disuelva en el silencio de la meditación.

Afirmación: Yo Soy un Ser espiritual en un cuerpo físico.

Una forma sencilla de trabajar con los sonidos de los chakras, es recitar sus mantras mendiante la repetición de sus sílabas en Meditación, según vamos ascendiendo por la columna vertebral hacia el séptimo. Podemos empezar recitando en voz alta y luego internamente cada uno de los mantras (LAM, VAM, RAM , YAM, HAM, OM)  hasta quedarnos meditando en silencio, sintiendo la vibración que estos sonidos producen en nosotros.



     Compartir         Compartir